Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de EE UU pacta levantar el veto a la exportación de petróleo

La venta al exterior de crudo esta prohibida desde la crisis energética de 1973

Un pozo de petróleo en Texas, Estados Unidos
Un pozo de petróleo en Texas, Estados Unidos EFE

El Congreso de Estados Unidos, presionado por el desplome del precio del petróleo, acordó la pasada noche levantar la prohibición a la exportación de crudo para dar salida al exceso de producción que ha atorado el mercado. La Administración de Barack Obama se opone a acabar con el bloqueo pese a aprobar algunas exportaciones de manera muy limitada y bajo estrictas condiciones.

Los productores en EE UU tienen prohibido comerciar petróleo en el mercado internacional por la restricción que se impuso en 1973, en respuesta al embargo petróleo de los países árabes, para así protegerse ante las fluctuaciones severas de precios y en el suministro. Esta barrera comercial voluntaria quedó obsoleta con el renacer energético estadounidense gracias a técnicas como la fracturación hidráulica.

EE UU es ahora el mayor productor de crudo y las importaciones están equilibradas con el petróleo que sale de sus yacimientos. La tensión que sufre desde hace más de un año el mercado de la energía está, sin embargo, estrangulando a las petroleras más pequeñas y la restricción a las exportaciones agrava más la situación porque no se puede dar salida al crudo que se produce.

El pacto de los líderes del Congreso forma parte del acuerdo en el nuevo plan presupuestario que permitirá seguir financiando las actividades del Gobierno. El plazo para el entente expiraba este miércoles y la idea es que se vote el jueves. El precio del barril que se negocia en Nueva York repuntó durante los dos últimos días desde el mínimo de febrero de 2009 ante la eventualidad del acuerdo.

Ventas limitadas

La Casa Blanca hizo durante el último años tímidos gestos de apertura al autorizar de una forma muy limitada la salida de energía al exterior, para productos muy específicos. El pasado verano se dio luz verde a una serie de intercambios de crudo con México, también sujetos a condiciones muy estrictas y por una cantidad que total que ronda el 1% de la producción total estadounidense.

EE UU solo exporta en la actualidad petróleo a Canadá. Se trata de cerca de medio millón de barriles diarios, equivalentes a 5% de la producción doméstica. También han solicitado hacer intercambios estadounidense países europeos y asiáticos. Para lograr el apoyo de los demócratas hacia el levantamiento de la prohibición, los republicanos aceptan extender una serie de créditos fiscales a las renovables.

La Administración Obama defendió hasta ahora la capacidad que tiene para aprobar exportaciones en base a las excepciones que contempla la legislación. Y aunque esta misma semana repitió su oposición a cualquier tipo de legislación para el levantamiento del bloqueo, señala que cualquier inversión en energías limpias es buena para la economía y la creación de empleo.

Más información