Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas investiga a Abengoa por manipular precios del biocombustible

La empresa, a la que ya revisó Bruselas hace dos años, dice que se ajusta a la normativa

Exterior del complejo de Abengoa Water, en Dos Hermanas (Sevilla)
Exterior del complejo de Abengoa Water, en Dos Hermanas (Sevilla) EFE

La Comisión Europea ha abierto una investigación formal a Abengoa, en preconcurso de acreedores desde la semana pasada, y a otras dos compañías del sector (la belga Alcogroup y la sueca Lantmännen ek för) para determinar si los tres fabricantes manipularon los índices de referencia del etanol publicados por una agencia de notificación de precios. Esta circunstancia, junto a la urgencia por lograr liquidez para hacer frente a pagos y nóminas, provocó que la firma perdiera en Bolsa un 11%.

A perro flaco todo son pulgas. Ahora a Abengoa le ha venido la andanada de la Comisión Europea, que le abre una investigación formal por supuesta manipulación del precio del etanol (alcohol que se añade a la gasolina y que se usa como biocombustible en algunos vehículos) y ni el hecho de que vaya acompañada de otras dos empresas sirve de consuelo.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ha declarado en un comunicado que “es crucial que los mercados de biocarburantes sean competitivos”. “La Comisión tiene sospechas de que estas compañías han podido manipular los índices del etanol, por ejemplo, acordando entre ellas apoyarse mutuamente para influir en los índices de referencia al alza y así aumentar los precios”, según explican fuentes comunitarias. La manipulación de los precios podría conducir a una reducción del uso de los biocombustibles como una alternativa a los combustibles fósiles, con consecuencias negativas tanto para los consumidores como para el medioambiente, según explica la Comisión en un comunicado.

No es la primera vez que Bruselas pone la lupa en las prácticas de Abengoa. Hace dos años el Ejecutivo comunitario ya revisó su posible participación en prácticas anticompetitivas en este campo: primero en mayo de 2013, luego en octubre de 2014 y finalmente en marzo de este mismo año. Fue entonces cuando las autoridades de Competencia registraron sus oficinas como parte de una investigación sobre la posible manipulación del etanol. “La compañía ha sido inspeccionada en el marco de las investigaciones preliminares, pero no se enfrenta a cargos formales”, explicó entonces una portavoz de la UE.

Esta nueva investigación llega, sin embargo, en un momento muy delicado para la firma: está en preconcurso de acreedores tratando de evitar el desastre tras acumular una deuda financiera de 8.904 millones y un pasivo total que se acerca a 25.000 millones, una vez descontados los recursos propios. Este mismo miércoles los directivos de la empresa se reúnen otra vez para evaluar la situación.

Respuesta de la empresa

Ahora que la investigación ya es formal, Abengoa ha explicado que está cooperando con la justicia y que todas las empresas del grupo se han ajustado a la normativa en materia de competencia y recuerda que, como la propia Comisión Europea ha explicado, la apertura del procedimiento formal en ningún caso prejuzga el resultado último de la investigación. No hay fecha límite del proceso de investigación y dependerá de múltiples factores como la complejidad del caso en cuestión y el tiempo que las partes se tomen para elaborar su defensa.

Bruselas ha subrayado que, de confirmarse, estas prácticas “perjudican a la competencia y socavan los objetivos energéticos de la UE al aumentar los precios de las energías renovables”, en concreto los biocarburantes utilizados para el transporte. Asimismo, ha recordado que “podría dar lugar una reducción de la utilización de biocarburantes como alternativa a los combustibles fósiles”.

Así, la Comisión ha recordado que los precios evaluados y publicados por agencias de notificación de precios como Platts sirven de referencia para el comercio en los mercados físicos y en los mercados de derivados financieros de materias primas tanto en Europa como en el mundo.

Liquidez para Navidad

La banca acreedora de Abengoa ha rebajado a unos 300 millones la necesidad de liquidez frente a los entre 400 y 450 solicitados por la empresa hasta marzo y ha pedido garantías. De ellos, la empresa necesita entre 80 y 100 de manera inmediata para hacer frente a algunos pagos, entre ellos la nómina y la paga extraordinaria de Navidad. Si acaba en concurso de acreedores, esta deuda no resultará privilegiada en el reembolso y corre el riesgo de quedar impagada.