Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gestamp renuncia a la compra de Abengoa

El grupo había condicionado su entrada a que la firma obtuviera la refinanciación de sus líneas de crédito

Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). Ampliar foto
Planta solar de Abengoa en Sanlúcar la Mayor (Sevilla).

Abengoa tiembla. El grupo Gestamp ha paralizado la adquisición del 28% de la compañía al que se había comprometido al fracasar las negociaciones con la banca acreedora. El grupo de la familia Riberas, que había encauzado las operaciones a través de Gonvarri, había condicionado su entrada a que Abengoa obtuviera la refinanciación de sus líneas de crédito. Ahora, el contrato queda roto y todo vuelve a la casilla de salida.

La empresa ha comunicado la cancelación de la operación este martes por la tarde al no conseguir que sus condiciones prosperaran. Gonvarri pensaba inyectar unos 350 millones de euros en Abengoa, lo que le habría hecho el principal accionista con el 28%. Pero, para ello, solicitaba a la banca un paquete financiero de ayuda a la empresa andaluza y nuevas líneas de crédito de entre 1.000 y 1.500 millones. Además, pedía dilatar el plan de desinversiones previsto por Abengoa durante un año hasta diciembre de 2017.

Sin embargo se ha encontrado con un muro por parte de las entidades financieras, sobre todo de las extranjeras. No obstante, la decisión del grupo Gestamp no es definitiva si la banca cambia de actitud y acepta esas condiciones. Si es así, o incluso si se relajan un poco, Gestamp volverá a plantearse la operación.

La entrada del nuevo socio resulta clave para que la empresa andaluza no entre en concurso de acreedores. Por eso, cuando el 8 de noviembre pasado, Abengoa anunció el acuerdo con Gestamp, la Bolsa lo recibió con una subida del 11,82%, porcentaje que ha perdido con creces.

El acuerdo preveía que Gestamp aportaría 250 millones de euros inicialmente en una ampliación de capital con exclusión del derecho de suscripción preferente mediante la emisión de acciones A y B, proporcionalmente al número actual de acciones en cada clase, a un precio de 0,999 por acción para la acción A y de 0,767 por acción para la acción B. Posteriormente, Abengoa procedería a realizar una ampliación de capital de 400 millones, de los que Gonvarri pondría 100 millones.

Gonvarri iba a inyectar 250 millones a la compañía abriendo el camino para llevar a buen puerto la ampliación de capital de 650 millones anunciada en verano. Gonvarri comprometía otro cien millones después de ejecutar la ampliación.

Más información