Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los bancos españoles, los peor capitalizados de Europa según la EBA

La Autoridad Bancaria Europea sitúa al sector financiero español en último lugar de 20 países en términos de capital 'fully loaded'

Dos empleadas de la EBA en su sede londinense. Ampliar foto
Dos empleadas de la EBA en su sede londinense.

El sector financiero español era, a 30 de junio de 2015, el peor capitalizado de los 20 países europeos analizados este martes por la Autoridad Bancaria Europea (EBA). En concreto, los 14 bancos españoles escrutados son los que peor nota sacan en términos de capital fully loaded, el que tienen en cuenta los mercados y el que será exigido por la regulación internacional en 2019. Para la elaboración de este "ejercicio de transparencia", tal y como lo denomina la EBA, el organismo ha analizado 105 entidades pertenecientes a todos los países de la UE más Noruega y menos Bulgaria, Croacia, Estonia, Grecia, Lituania, Rumanía y Eslovaquia.

Con un ratio de capital del 9% según la futura normativa internacional, la banca española es la peor capitalizada de Europa, lejos de la media comunitaria del 11,8%. Esta brecha significa que la banca española estaría peor preparada frente a un shock externo que la media de las entidades del Viejo Continente. Las entidades portuguesas (9,3%) e irlandesas (10%) son las segundas más frágiles en términos de capital. La EBA no ofrece datos del capital fully loaded en las fichas individuales de cada banco.

Si se considera el ratio de capital ordinario de nivel 1 (CET1), el exigido legalmente en la actualidad, la banca española (12,2%) sería la sexta peor capitalizada del continente, solo por delante de sus pares letones (10,5%), austriacos (11,2%), malteses (11,2%), italianos (11,5%), portugueses (11,6%) y británicos (11,8%). Pese a la mejoría ostensible respecto a la clasificación en función del ratio fully loaded, en esta tabla los bancos españoles siguen lejos de la media europea (12,8%). Por el contrario, los bancos con mayor nivel de capital CET1 son los de Finlandia, con un ratio a 30 de junio del 18%, seguidos de los de Suecia (17,9%), Eslovenia (17,7%), Luxemburgo (17,2%), Irlanda (16,5%) y Bélgica (16,1%).

Los bancos españoles peor parados en términos de capital CET1 son Banca Mare Nostrum (10,22%), Banco de Crédito Social Cooperativo (10,92%) y Banco de Sabadell (11,2%). En el lado contrario, Kutxabank (13,95%) y BFA Bankia (12,92%) son los que mejores resultados logran. Los tres grandes bancos, Santander (12,38%), BBVA (12,32%) y CaixaBank (11,77%) se sitúan en el nivel medio de la clasificación española.

El ratio de apalancamiento de las entidades españolas aumentó desde el 5,51% al finales de diciembre hasta el 5,68% a finales de junio, frente a la media europea que era del 4,74% y del 4,88%, respectivamente. El ratio de morosidad, tras dispararse durante la crisis, se sitúa en el 7,1%, frente a la media del 5,6% en el Viejo Continente.

El nivel de rentabilidad de la banca española se situaba a fecha de 30 de junio en el 12,8%, muy por encima de la media del 9,1% en los países analizados. En concreto, los bancos españoles ocupan la quinta posición en esta clasificación, solo superados por los letones, noruegos, malteses y suecos.

Mayor resiliencia de la banca europea

El director de Supervisión de la EBA, Piers Haben, ha subrayado que este ejercicio de transparencia demuestra una "mayor resiliencia" del sector bancario europeo, dado que los niveles de capital de las 105 entidades más importantes de la región se ha fortalecido. No obstante, Haben ha incidido en que los bancos necesitarán seguir haciendo frente a sus niveles de morosidad, que continúan siendo un lastre para su rentabilidad.

De los resultados del ejercicio se desprende que, en general, los bancos han seguido fortaleciendo sus posiciones de capital en los últimos meses, principalmente mediante la captación de capital adicional y reteniendo beneficios. En opinión de la EBA, esto coloca a las entidades en una mejor posición para incrementar el crédito a la economía real, como demuestra una modesto incremento general de las exposiciones durante 2015. Asimismo, el organismo indica que la calidad de los activos y los niveles de rentabilidad también han mejorado, aunque matiza que se partía de niveles bajos y que sigue siendo "una fuente de preocupación".

Respecto a la morosidad, el máximo responsable de supervisión de la EBA remarca que está en un nivel cercano al 6% de todos los créditos y va en aumento en la Unión Europea, aunque existen "sustanciales diferencias" entre países y bancos.

Más información