Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cervecera belga AB Inbev cierra la compra de SABMiller

La mayor firma mundial del sector paga 95.200 milllones en metálico y asume la deuda de la empresa británica

La mayor cervecera del mundo, la belga AB InBev, ha llegado a un acuerdo para comprar la británica SABMiller, en una operación valorada en 68.000 millones de libras (95.200 millones de euros), según han comunicado este miércoles las compañías en una nota remitida a la Bolsa de Londres. Si se incluye la deuda de la firma británica, la operación asciende a 112.000 millones de euros.

La firma con sede en Lovaina, propietaria entre otras de Budweiser y Stella Artois, pagará 44 libras esterlinas (62 euros) por cada acción de SABMiller, dueña de Peroni y de las canarias Dorada y Tropical, tal y como ya acordaron el 13 de octubre. Este precio por acción es un 50% superior a su cotización a mediados de septiembre, cuando la transacción empezó a tomar forma. Los dos mayores accionistas de SAB Miller, Altria Group y Bevco —que tienen un 27% y un 14% del capital, respectivamente—, han dado el sí irrevocable a la operación.

El acuerdo de fusión por adquisición permitirá a ambas cerveceras alcanzar unas sinergias de algo más de 1.300 millones de euros al año, siempre y cuando la operación reciba el visto bueno de los reguladores y las autoridades de competencia. El grupo controlará un tercio de las ventas mundiales de cerveza. Si finalmente AB InBev no logra los permisos necesarios para que la operación llegue a buen puerto, tendrá que abonar 2.800 millones de euros como contraprestación. La operación debería concluir, de forma definitiva, en el segundo semestre de 2016.

Ambas compañías han negado en las últimas semanas que la operación, la mayor del sector, la sexta más importante de la historia corporativa mundial y la tercera si se incluye la deuda asumida por AB Inbev, entrañe cualquier riesgo para la competencia. Sin embargo, los analistas dan por hecho que tendrán que deshacerse de varias marcas para superar el examen de competencia en algunos países.

"Creemos que esta combinación creará importantes oportunidades de crecimiento y redundará en una mejor posición de todos nuestros stakeholders [el término anglosajón que se refiere al conjunto de personas con intereses en una empresa, desde accionistas a trabajadores pasando por proveedores y acreedores]", señala en el comunicado el primer ejecutivo de AB Inbev Carlos Brito. "La oferta representa una prima atractiva y un retorno en efectivo para nuestros accionistas", apuntó por su parte Jan du Plessis, presidente de SABMiller.

El nuevo gigante cervecero tendrá una capitalización superior a 256.000 millones de euros, lo que le aupará entre las 10 mayores cotizadas del planeta. En su cartera tendrá cerca de 400 marcas y submarcas en más de 25 países, ingresará más de 50.000 millones al año y superará en 20 puntos porcentuales a las ventas del grupo Heineken, el tercero en discordia del mercado mundial de cerveza.

Las acciones de AB Inbev subían esta mañana un 0,36% en la Bolsa de Bruselas. Por su parte, SABMiller avanzaba un 2,3% en el parqué londinense.

Más información