Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuánta carne comemos?

En España se consumen 51 kilos al año de carne por persona y el pollo es el producto más habitual

Chuletas preparadas para asar en un restaurante del País Vasco
Chuletas preparadas para asar en un restaurante del País Vasco

La Organización Mundial de la Salud ha advertido de que el consumo excesivo de carne procesada está vinculado a un aumento del riesgo de padecer cáncer. También ha alertado de la necesidad de comer carne roja con moderación. ¿En España se come mucha o poca carne? Según el informe anual sobre alimentación de 2014 en España del Ministerio de Agricultura, el consumo medio per cápita de carne es de 51 kilos al año. Es decir, 139 gramos al día. Es un nivel muy elevado, ya que por ejemplo la dieta mediterránea aconseja tomar como máximo raciones de unos 100 gramos, y no todos los días. Sin embargo, por tipos, el consumo de carne roja es de unos 50 gramos diarios. En este caso, está por debajo de los niveles considerados excesivos incluso por los actuales estudios médicos y la OMS, que pone como tope 500 gramos a la semana (unos 70 gramos al día).

Del total de carne consumida al año en España, la mayoría es carne fresca: 37,7 kilos al año. Por procedencia, la mayoría de lo que comemos es pollo (14,17 kilos al año, unos 38 gramos al día), seguida de cerdo (10,7 kilos, unos 29 gramos al día) y vacuno (5,89 kilos, unos 16 gramos al día de media). La carne ovina y caprina se limite a 1,78 kilos al año por persona.

En cuanto a los productos cárnicos transformados o procesados (aquellos sobre los que avisa seriamente la OMS) es de 11,93 kilos al año por persona, 32 gramos al día. En parte, contribuye a este capítulo el consumo habitual de jamón cocido o curado: en esta categoría el consumo medio en 2014 fue de 3,56 kilos por persona al año. Según estas cifras, un español come en una semana, de media, 350 gramos de carne roja y cerca de 228 gramos de carne procesada.

Cada carne, un consumidor distinto

El Ministerio ofrece un perfil del tipo de consumidor según el tipo de carne. Está muy vinculado al precio: la carne de cerdo cuesta de media 5,82 euros; la de pollo, 4 euros; el vacuno, 5,89 euros. Y el cordero, más de 10 euros por kilo (de media, sin diferenciar tipos de corte).

Así, los hogares más consumidores de carne de cerdo en España son los formados por parejas con hijos mayores o medianos, así como las parejas adultas sin hijos. Son normalmente de clase media, numerosos (3 o más personas), cuyo responsable de compra tiene entre 35 y 64 años.

En cuanto al pollo, el perfil de hogar consumidor es de hogares de clase media, con presencia de hijos de 6 a 15 años, cuyo responsable de compra tiene una edad que oscila entre los 50 y los 64 años; parejas adultas con hijos medianos y mayores; adultos sin hijos.

La carne de vacuno la compran más las parejas con hijos ya mayores, parejas adultas sin descendencia o los ya jubilados. Suelen ser de renta media-alta y el responsable de compra tiene más de 50 años, un perfil casi idéntico al de los consumidores de carne de ovino.

Más información