Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soria negocia vuelos directos entre Shanghai y España con China Eastern

El ministro de Industria también ofrece colaboración de empresas españolas a la aeronáutica Comac

Aviones en un aeropuerto de Pekín. Ampliar foto
Aviones en un aeropuerto de Pekín.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, se entrevistó la tarde del lunes con el presidente de China Eastern Airlines, Yang Min Li, con el objetivo de implantar enlaces directos de la aerolínea entre Shanghai y España. Según el ministro, la entidad ha mostrado mucho interés en establecer dichos vuelos por el alza del turismo chino a España. No obstante, reconoció que la decisión llevará un tiempo, una vez que se analicen todas las ventajas e inconvenientes que China Eastern viene estudiando desde hace meses.

Al mismo tiempo que dicha compañía, con base en la ciudad china, la española Air Europa también estaría estudiando el enlace, que ya tuvo hace un decenio. La decisión positiva de la empresa que preside Juan José Hidalgo podría ser un impulso para la aerolínea china, ya que ambas forman parte de la misma alianza (Sky Team) y podrían realizar vuelos con código compartido.

En la actualidad, Air China tiene cinco frecuencias semanales directas entre Pekín y Madrid y tres con escala en Viena entre la capital china y Barcelona. A juicio de Soria, este bagaje es muy pequeño para el potencial de crecimiento que existe entre el mercado chino y el español, tanto desde el punto de vista turístico como industrial. Según Soria, cada vez son más los ciudadanos chinos con interés en visitar España y la inexistencia de vuelos directos frena sus pretensiones.

Asimismo, la creciente economía china ofrece muy altas perspectivas de crecimiento en diversas áreas económicas, tanto hacia un lado como hacia el otro. En ese sentido, invitó a las empresas chinas a invertir en España. No es la primera vez que el titular de Industria y Turismo hace esta invitación, subrayando, al tiempo, el objetivo del Gobierno de apoyar la internacionalización de la empresa española. “China es una gran oportunidad, es el primer comprador de coches y de móviles, crece a tasas por encima del 6,5% y la presencia de empresas españolas es muy importante para la economía de nuestro país”, enfatizó el ministro.

Pero esta vez la visita del ministro español al gigante asiático no contó con ningún encuentro oficial. Al día siguiente de la entrevista con Min Li participó en la inauguración de la nueva planta de Cepsa en Shanghai y se vio con el presidente de la empresa aeronáutica Comac, Shen Weiguo. En este encuentro participaron también representantes de empresas españolas interesadas en suministrar material a la firma china. Entre ellas estaban Applus, Antex, Carbures, Indra, M. Torres, Nicolás Correa y Tecnotom, entre otros.

Más información