Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio español vuelve a intentarlo con el 'black friday'

Las tiendas quieren extender en España la tradicional jornada de ofertas de EE UU

Los almacenes de Amazon en Peterborough, Reino Unido, preparados para el 'black friday'
Los almacenes de Amazon en Peterborough, Reino Unido, preparados para el 'black friday' Bloomberg

En España ya no son sagradas ni las rebajas. El Gobierno las liberalizó en 2012 y ahora las tiendas pueden usar el reclamo de los descuentos cuando quieran, aunque la mayoría sigue reservando el arsenal de ofertas para el 7 de enero. Desde hace dos años el comercio trata, además, de popularizar otra tradición en el calendario de los compradores: el black friday. La idea está importada desde Estados Unidos y básicamente consiste en dar el pistoletazo de salida a la campaña de ventas de Navidad con una jornada de descuentos. Media Markt, Amazon, El Corte Inglés y algunas marcas de Inditex ya probaron suerte el año pasado. Este viernes se suman más cadenas —Carrefour y Decathlon, por ejemplo—, con la esperanza de empezar con buen pie la temporada alta del sector.

La fecha en la que se celebra el black friday (el viernes negro en español) no puede estar más unida al folclore estadounidense: se celebra siempre la jornada posterior a Acción de Gracias, que tiene lugar el cuarto jueves de noviembre. Ese viernes es festivo para buena parte de los estadounidenses, que aprovechan para hacer las primeras compras de cara a Navidad. El nombre de black friday hace referencia a las cuentas de las compañías, que esa jornada hacen caja, y suelen pasar de números rojos a números negros. Más de 140 millones de estadounidenses piensan hacer compras este fin de semana, según recuerdan los analistas de Citi.

Ofertas sobre la marcha en el comercio 'online'

El comercio electrónico tiene en Estados Unidos su propio día especial de descuentos, y tras el black friday las tiendas virtuales serán las protagonistas del cybermonday, el próximo lunes. En España, sin embargo, las cadenas tanto físicas como online parecen haber optado por concentrar los esfuerzos en promocionar con énfasis el viernes negro. “Muchos comercios online que harán ofertas las mantendrán en secreto hasta el mismo viernes. El comercio electrónico permite reaccionar sobre la marcha, y según vean cómo funciona la venta, irán anunciando rebajas”, cree Pedro Clavería, consejero delegado de CupoNation. Esta web es un agregador de códigos de descuentos y ofertas de tiendas virtuales. Para el viernes han preparado una selección de las ofertas online más llamativas que harán las grandes cadenas, a las que a veces ellos añaden descuentos extra. Clavería explica, por ejemplo, que Carrefour, Groupalia y Vueling ofrecerán 10 euros de descuento. Nike, el 20%. La tienda del Real Madrid, hasta un 25%. Y otras cadenas como Fnac preparan “algo importante”, aunque su estrategia es mantener el misterio hasta el mismo viernes.

Los primeros en lanzarse a publicitar la jornada de ofertas en España fueron precisamente las tiendas de origen estadounidense. La plataforma de venta online Amazon lleva días avanzando sus acciones para la jornada del black friday, que celebra en su dominio español por segundo año. Desde las 10 de la mañana lanzará ofertas especiales (sobre 25 productos cada hora), “con descuentos de hasta el 42%”, asegura. Las ofertas, eso sí, estarán acotadas “a un número limitado de unidades”. También Media Markt vuelve a apuntarse este año al evento.

A algunos operadores españoles, sin embargo, celebrar solo una jornada de descuentos les parece poco. De ahí que, por ejemplo, El Corte Inglés haya anunciado que lo alargará cuatro días, de jueves a domingo. Prometen ofertas en todos los departamentos y hasta el 40% de descuento “en una selección de prendas” de marca. También Carrefour y Decathlon mantendrán precios especiales durante todo el fin de semana.

En el caso de Inditex, no hay una estrategia para todo el grupo, y ha quedado en manos de cada marca decidir si hace o no rebajas. Una de las grandes incógnitas del año es Apple, que ofreció el año pasado promociones en España, pero de momento para la jornada de 2014 no ha explicado si regalará vales descuento como en EE UU.

No solo las cadenas de comercios se suman al gancho del viernes negro. Las agencias de viajes de Nautalia, el fabricante de coches SEAT o la operadora de telefonía Vodafone también han preparado campañas especiales.

Más información