Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘tasa Tobin’ aportará 640 millones de euros a las arcas públicas en 2015

Los ingresos por IVA crecerán 400 millones de euros por la subida de productos sanitarios

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro EFE

La reforma fiscal que ultima el Gobierno incluirá la nueva tasa sobre transacciones financieras que aportará unos 640 millones de euros a las arcas públicas a partir de 2015, según figura en el programa de estabilidad 2014-2015 que el Gobierno remitió el miércoles a Bruselas.

Este tributo —conocido popularmente como tasa Tobin por el nombre del economista que la propuso en los años setenta para reducir la volatilidad de los productos financieros— acaba de recibir un espaldarazo del tribunal europeo de Luxemburgo. Esta semana desestimó el recurso del Reino Unido —donde el sector financiero tiene gran peso e influencia— contra su implantación.

Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad. ampliar foto
Proyecciones presupuestarias del ingreso público en España  Fuente: Ministerio de Economía y Competitividad.

Al menos 11 países del euro —España, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Bélgica, Austria, Estonia, Eslovaquia y Eslovenia— planean impulsar este impuesto a partir del próximo año aunque aún no hay un acuerdo definitivo sobre su definición. Está por decidir qué operaciones se incluyen como transacción financiera para el impuesto.

No obstante, hay consenso sobre las grandes líneas del tributo. La iniciativa inicial pasa por establecer una tasa del 0,1% al movimiento de bonos y acciones y del 0,01% a los derivados financieros. Los países trabajan bajo una “cooperación reforzada”, un mecanismo que prevé la legislación comunitaria para que se adopten acuerdos que no sean unánimes.

La Comisión calcula que España podría ingresar unos 4.700 millones en 2020 si el impuesto se aplica sobre todas las operaciones financieras —compraventas de acciones, bonos, derivados y futuros—. Pero el Gobierno limitará su alcance. España quiere implantar una fórmula más restrictiva que grave únicamente la compra de acciones de grandes empresas cotizadas. La intención del Ejecutivo es incluirla en la reforma fiscal que presentará el próximo junio.

La recaudación aumentará en casi 50.000 millones hasta 2017

El programa de estabilidad, que recoge las medidas para reducir el déficit público, estima que el impuesto sobre transacciones financieras aumentará los ingresos públicos un 0,6% del PIB el año que viene, lo que equivale a unos 640 millones de euros.

El plan gubernamental también precisa que la subida del IVA de los productos sanitarios reportará unos 427 millones el año próximo. Aunque Hacienda niega que vaya a subir el IVA de forma general, admite que elevará el de estos productos. El Tribunal de Luxemburgo dictó una sentencia el año pasado que obliga a España a elevar el tipo del IVA del 10% al 21% para las gafas, lentillas, gasas y otro material sanitario así como a los equipos de diagnóstico de enfermedades. Aunque la sentencia tenía que cumplirse con carácter inmediato, Hacienda la ha postergado para incluirla en la reforma fiscal.

El plan detalla el impacto que tendrán algunas de las medidas de la reforma fiscal sobre las finanzas públicas. Las rebajas del IRPF y del impuesto de sociedades ahorrarán unos 5.300 millones hasta 2016. También habrá subida de tributos especiales y verdes por 2.000 millones.

Además, el Gobierno no descarta subir otros impuestos para garantizar la recaudación. En el documento remitido a Bruselas admite que estudia aumentar “la imposición sobre la propiedad [a través del IBI o de la imputación de la vivienda habitual en el IRPF], la imposición medioambiental, mecanismos de pago por uso de servicios [copago], el incremento de los impuestos por uso frente a los que gravan la transmisión de la propiedad o la imposición sobre el sector financiero en el marco armonizado de la UE”. Muchas de estas fueron propuestas por el comité de expertos para la reforma fiscal del Gobierno.

Junto a estas medidas, las comunidades autónomas prevén otras para subir los ingresos en otros 3.000 millones.

Más información