Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO BLESA

No hubo "fraude de ley" en la compra del Banco de Florida, según Miguel Blesa

El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. EFEArchivo Ampliar foto
El expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa. EFE/Archivo EFE

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa aseguró ante el juez que le investiga por la compra del City National Bank de Florida que la operación, de la que el Banco de España estuvo al tanto "en todo momento", no se hizo "en fraude de ningún tipo de ley".

Así consta en la transcripción de su declaración como imputado por un delito de abuso de posición dominante y otro de administración social fraudulenta por esta adquisición el pasado 24 de enero ante el magistrado Juan Antonio Toro.

"La compra del 83 % y el 17% no se hizo en fraude de ningún tipo de ley. No ha habido ningún tipo de objeción ni oposición, ni ningún tipo de sanción a esta operación", fueron las últimas palabras que el exbanquero quiso dirigir al magistrado para enfatizar que en ningún momento trató de "evitar el control del 5 por ciento de los recursos propios que marca la ley" de Cajas.

Justificó ese fraccionamiento, que supuso un desembolso inicial de 618 millones de euros y otro posterior de 127 millones, en el deseo de "retener" al entonces presidente del banco norteamericano "para conservar la clientela".

A preguntas del fiscal, Blesa subrayó que el plan de expansión internacional 2006-2010 se aprobó por el Consejo de Administración, y que se eligió el City National Bank "porque era el mejor para comprar después de analizar quince o veinte bancos".

Según explicó, "ya en el año 2000 se abrió una oficina en Miami de Caja Madrid para ver las posibilidades que ofrecía el mercado de Florida" y que por ello se "decidió que uno de los puntos de la expansión" de la entidad debía ser la compra de un "pequeño banco" en esa ciudad.

"Desde el principio del año 2006 empezó a gestarse la compra del banco", aseguró Blesa tras precisar que fue un bufete americano el que aconsejó que la adquisición se hiciese "a través de una sociedad americana de cara a procedimientos, pleitos" y por eso "aparece como empresa compradora CM Florida".

El expresidente de Caja Madrid alegó que "en todo momento" se planteó la operación al Banco de España, que conocía las condiciones del contrato y que la autorizó cuando es "notorio" que podría haber hecho lo contrario.

Asimismo, señaló al exdirector de desarrollo internacional e inversiones especiales Rafael Sánchez Lozano Rafael, como el "encargado en principio de la adquisición", el cual "presentó una documentación voluminosa a la comisión de inversiones y al Consejo de Administración".

El Comité de Inversión, prosiguió, emitía un informe previo al Consejo que, en el caso de la compra del CNB, "fue favorable, aunque hubo opiniones que pedían mas explicaciones".

De hecho, el exconsejero de Caja Madrid Estanislao Rodríguez Ponga, que testificó el pasado 14 de febrero, afirmó que puso reticencias a la operación porque faltaba una valoración externa sobre su conveniencia, aunque la apoyó porque no era obligatoria.

Por último, Blesa señaló que el Banco de España "entendió perfectamente" que la caja desistiera de sacar a bolsa su corporación financiera, Cibeles, por no ser el "momento indicado".

Mientras, Sánchez Lozano, también imputado en esta causa, se expresó en similares términos y resaltó que el CNB "tenía la posibilidad de actuar en los 51 estados miembros de EEUU" y eso también propiciaba su compra.

Sobre el fraccionamiento, coincidió en que había que hacerlo para "retener" a su cúpula, especialmente a su presidente, "una persona con mucho prestigio" y rechazó que Blesa le hubiese dado órdenes "para que se comprase una concreta cantidad" y evitar el control de la comunidad autónoma.