Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LUIS BASSAT

Luis Bassat se inspira en su nieto para escribir "El Libro Rojo de la Vida"

El publicista Luis Bassat (Barcelona, 1941), durante la presentación-entrevista con Efe para hablar de su libro "El libro rojo de la vida" inspirado en su nieto Daniel, de apenas un año, con el objetivo de que aprenda de las enseñanzas de su abuelo en el futuro. Ampliar foto
El publicista Luis Bassat (Barcelona, 1941), durante la presentación-entrevista con Efe para hablar de su libro "El libro rojo de la vida" inspirado en su nieto Daniel, de apenas un año, con el objetivo de que aprenda de las enseñanzas de su abuelo en el futuro. EFE

El publicista Luis Bassat se ha inspirado en su nieto Daniel, de apenas un año, para escribir "El libro rojo de la vida", con el objetivo de que aprenda de las enseñanzas de su abuelo en el futuro, según ha explicado en una entrevista con Efe.

El fundador y actual presidente de honor del Grupo Bassat, Ogilvy España, padre de cuatro hijos y de once nietos, sintetiza su filosofía de vida en 150 eslóganes creados por él, con la ayuda del diseñador gráfico Oscar Pla para la elección de la imagen, un libro que quiso titular, en principio, "Mi testamento".

"Cuando terminé mi obra, pensé que era una lástima que tanto esfuerzo quedara tan solo para el disfrute de un niño, así que me decidí a lanzarlo para que todas las personas que quiero puedan aprovecharse de mi aprendizaje vital, algo que no se puede comprar con dinero", explica el publicista nacido en Barcelona en 1941.

"Sé tu mismo, ten tu propia personalidad y no te avergüences de ser como eres", con una imagen del "patito feo", es el primer consejo-eslogan de este libro, una frase en la que se inspiró el publicista al recordar sus peripecias colegiales y el rechazo que sufrió por parte de algunos compañeros de aula.

Para la creación de este "Libro Rojo", editado por Espasa, el publicista ha hecho un recorrido cronológico por su vida, centrándose en los acontecimientos más trascendentes, para así poder destilar y sintetizar en pocas palabras las enseñanza prácticas de cada uno de estos hechos.

"No te engañes a ti mismo ni intentes engañar a los demás", con una imagen de un Pinocho de madera, es otro de los eslóganes del libro de Bassat, una norma que confiesa que se prometió cumplir a rajatabla durante toda su vida profesional y personal y que cree haber logrado.

El publicista Luis Bassat (Barcelona, 1941) posa durante la presentación-entrevista con Efe para hablar de su libro  ampliar foto
El publicista Luis Bassat (Barcelona, 1941) posa durante la presentación-entrevista con Efe para hablar de su libro "El libro rojo de la vida" inspirado en su nieto Daniel, de apenas un año, con el objetivo de que aprenda de las enseñanzas de su abuelo en el futuro. EFE

Para el "nieto adolescente", el publicista inventa la frase "si quieres cambiar el mundo, empieza por tu habitación", con la imagen de una escalera y un cubo de pintura azul plasmada en este libro, que Bassat aconseja leer de un tirón y, luego, repasar página por página para reflexionar".

"Las cosas no son como tú las dices, sino como el otro las percibe", con una imagen de una pareja enamorada, en la que él piensa en sexo y ella en matrimonio, es la frase que este publicista afirma haber dicho más veces en su vida profesional.

Y la frase "¿trabajar para ganar dinero? No. Hay que trabajar para hacer bien alguna cosa, mejor de como lo hacen los demás; si se consigue, se gana dinero", con una imagen de monedas y billetes desperdigados sobre la funda de una guitarra abierta, es el eslogan que, según afirma, marca su filosofía de vida.

¿"Alguien iría a un médico sólo porque fuera muy bueno en la gestión económica de su clínica"?, se pregunta Luis Bassat, quien se queja de que las empresas solo hablen ahora a sus accionistas de rentabilidad económica y no de otros valores.

Tras reconocer que Esta es la peor crisis que ha conocido en su vida, por encima de la del petróleo de 1973 o la postolímpica de 1993, y asumir que las crisis "son malas siempre", Bassat lanza una idea para aprovecharla: "hacernos mejores personas y que las personas refuercen su ímpetu emprendedor".

"Ahora es más fácil empezar un negocio que cuando yo lo inicié, porque con un ordenador y una mesa de despacho es suficiente", asegura Bassat, que siempre ha tenido a gala saber priorizar lo importante frente a lo urgente, otra de sus frases emblemáticas.

"¿Eres experto en nuevas tecnologías? Pues haz una página web gratis a diez personas de tu entorno, como el dueño de tu colmado, el panadero, etc; haz que corra la voz y cobra la número 11", recomienda este experto publicista a los principiantes.

Artífice de la campaña de los JJOO de Barcelona 1992, Medalla de Oro al Mérito del Trabajo, Cruz de Sant Jordi de la Generalitat 2012, miembro de Honor de la Academia de la Publicidad, Doctor Honoris Causa por la Universidad Europea de Madrid y Mejor Publicitario Latinoamericano del siglo XX, Bassat ha dedicado toda su vida a la publicidad.

A sus 71 años, el publicista y su esposa Carmen lideran, junto a sus cuatro hijos, una Fundación con su nombre que ayuda a los más necesitados, que en los últimos cuatro años ha destinado sus recursos a Cáritas y al Banco de Alimentos.

El publicista posee también una colección particular de Arte Contemporáneo, formada por alrededor de 1.500 piezas, que ha sido acogida en el Museo de Arte Contemporáneo de Mataró (Barcelona), el primer edificio diseñado por Antonio Gaudí.

Por Nana de Juan