Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

HSBC acepta una multa récord de 1.470 millones por blanqueo de dinero

El acuerdo de pago permite al banco que queden desestimadas las acusaciones de haberse convertido en la "institución financiera preferida" por cárteles y grupos ilegales

Una oficina de HSBC Holdings en Shanghai
Una oficina de HSBC Holdings en Shanghai Bloomberg

Un juez federal de Estados Unidos ha aprobado el acuerdo entre HSBC Holdings y los investigadores federales y estatales por el que el banco de inversión pagará una multa récord de 1.920 millones de dólares (unos 1.470 millones de euros), por haber ignorado las leyes diseñadas para evitar el blanqueo de dinero y bloquear las transacciones con países sancionados por Washington. El juez de distrito en Brooklyn, Nueva York, John Gleeson afirmó que su decisión sobre el trato fue "sencilla, porque consigue mucho", aunque reconoció las "fuertes críticas públicas" tras permitir a HSBC evitar un proceso penal.

Es el castigo más elevado en Estados Unidos contra un banco, ya que dobla los 780 millones impuestos al suizo UBS en 2009, en su caso por facilitar la evasión fiscal. La multa permitirá a HSBC que queden desestimadas las acusaciones que pesaban sobre la firma de haberse convertido en la "institución financiera preferida" por los cárteles mexicanos y colombianos, grupos de blanqueo de dinero y otras prácticas ilegales a través de lo que el Departamento de Justicia calificó como "impactantes brechas de supervisión".

El juez Gleeson falló el lunes, después de más de seis meses de procedimientos, rechazando los argumentos del Gobierno de Estados Unidos y de HSBC de que los jueces federales no tienen "autoridad inherente" sobre la aplicación o aprobación de los denominados "acuerdos diferidos para eludir procesamientos". El acuerdo, anunciado el 11 de diciembre de 2012, incluye decomisos por 1.246 millones de dólares y multas civiles que ascienden a 665 millones de dólares.

HSBC reconoció haber cometido errores en torno a la supervisión, entre ellos el no haber mantenido un programa efectivo contra el blanqueo de dinero y conducido transacciones en representación de clientes en Myanmar, Cuba, Irán, Libia y Sudán, países que están todos sujetos a sanciones de Estados Unidos. Como parte del acuerdo, accedió a vincular las primas de sus ejecutivos con el cumplimiento de estándares de conformidad con las normas estadounidenses y mejorar la distribución de información interna.

Más información