Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Madrid prestó dinero a Blesa incumpliendo la Ley de Cajas

Documentación de la caja apunta que no hubo autorización de la Comunidad de Madrid

El permiso del Gobierno regional llegó un mes después de la firma del crédito

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.
El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. EFE

El ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, tuvo acceso a un préstamo de la entidad por 421.000 euros en 2004. Pero, al parecer, lo hizo sin la autorización expresa de la Comunidad de Madrid y, por tanto, incumpliendo lo dispuesto en la Ley de Cajas en lo que toca a créditos a miembros del Consejo de Administración.

Así se desprende de la documentación aportada por la propia caja el pasado 15 de febrero al juez Elpidio José Silva, según la cual el préstamo se concedió mediante escritura pública el 30 de noviembre de 2004, mientras que la autorización del Gobierno regional no llegó hasta el 27 de diciembre de ese año.

El artículo 56.1 de la Ley 4/2003 de Cajas de Ahorros de la Comunidad de Madrid establece que los consejeros de éstas “no podrán obtener créditos, avales ni garantías de la Caja (...) sin previa autorización expresa del Consejo de Administración de la Caja y de la Consejería competente de la Comunidad de Madrid”.

Éste no fue el único préstamo que Blesa obtuvo de la entidad que presidía, según la documentación aportada por ésta al juez Silva, que el pasado jueves ordenó su ingreso en prisión provisional -eludible bajo fianza de 2,5 millones- en la causa en la que investiga un préstamo fallido de 26,6 millones al exdueño del Grupo Marsans Gerardo Díaz Ferrán, también consejero de Caja Madrid.

Así, el 21 de abril de 2008 la entidad le otorgó un crédito de 275.000 euros, para el que Blesa aportó como garantía una vivienda tasada en 540.116 euros.

Un informe pericial de la consultora KPMG incorporado a la causa señala que “se trata de una práctica habitual la concesión por la Caja de créditos a los Consejeros de Caja Madrid o a entidades controladas por estos mismos”.

De hecho, a fecha de 31 de diciembre de 2008 Caja Madrid tenía concedidos préstamos a sus consejeros por más de 900 millones de euros, según la lista que la caja remitió en esas fechas a la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid.

El grueso de esa cantidad -812,6 millones- correspondía a créditos otorgados a José Manuel Fernández Norniella en su calidad de consejero de Iberia, ya que los destinatarios eran Iberia Líneas Aéreas de España S.A. y Telvent Git S.A.

Díaz Ferrán -que entre 2003 y 2010 llegó a obtener préstamos de 131 millones- disponía en esa fecha de algo más de 43 millones en créditos, concedidos a las sociedades Holdisan Inversiones, Hotetur Club y Newco Airports Services, a su mujer Raquel Santamaría y a su hijo Gerardo.

En la lista también figuran con cantidades importantes el exconsejero Ramón Espinar (24 millones) y los ex vicepresidentes José Antonio Morán Santín y Estanislao Rodríguez-Ponga (18,7 y 5,3 millones, respectivamente), mientras que Blesa tenía concedidos a su favor créditos por importe de 306.000 euros.

Desmentido de dos consejeros

EFE

La auditora KPMG detalla en un escrito remitido al juzgado que sigue la causa contra el expresidente Miguel Blesa los créditos concedidos a consejeros de Caja Madrid o a las entidades controladas por ellos a 31 de diciembre de 2008. Según este informe, tanto Estanislao Rodriguez Ponga (consejero de durante 1997 - 1999) como José Antonio Moral Santín (consejero desde 1995) figuran entre los beneficiarios por importes de 5,3 millones de eurosy 18,7 respectivamente. Abmos han negado que les fuera concedido ningún crédito a título personal.

Rodríguez-Ponga ha asegurado que eso es “absolutamente falso”. “No tengo ningún crédito de Caja Madrid, ni lo he tenido, ni siendo, ni después de ser consejero”, ha reiterado. Ha añadido que siempre ha mantenido “un cuidado exquisito” con estas cuestiones y por eso no ha tenido ningún crédito ni aval de Caja Madrid.

En su opinión, solo podría deberse a créditos obtenidos por sociedades de las que él pudiera haber sido consejero, pero sobre las que de ninguna manera tuviera control en las decisiones. En todo caso, esa es una hipótesis, porque para llegar a esa conclusión habría que revisar muchos papeles de aquellas fechas, ha añadido.

“Personalmente, en tanto he sido consejero de Caja Madrid no he obtenido ningún crédito, ni yo ni mi familia” de esa institución financiera, ha sostenido Moral Santín.

Ha añadido que nunca ha tenido ni tiene ninguna empresa y que no ha pedido jamás ni ha tenido un crédito a Caja Madrid mientras permaneció en el Consejo de Administración, y que así consta en los informes de gobierno corporativo de la entidad.

En su opinión, la única explicación posible es que esa cantidad pueda referirse a créditos concedidos a empresas de las que él formaba parte como consejero dominical (consejero externo no ejecutivo), como pudo ser el caso de Mapfre.