Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La destrucción de empleo fijo casi iguala la del temporal

En un año han desaparecido 384.500 puestos de trabajo fijos por 414.000 eventuales

Cuando la recesión actual se observa desde el prisma del mercado laboral, se observan varias diferencias entre esta y la anterior. Y todas a peor. Una de ellas es la destrucción de empleo indefinido, el núcleo duro del mercado de trabajo en España, en mucha mayor medida que antes. En el último trimestre se han evaporado 118.400 puestos de trabajo indefinidos por 194.400 temporales. La relación solía ser mucho más desigual en favor de los segundos.

Algo similar, incluso más nivelado, sucede cuando se amplía la lente del análisis a todo el año. En 12 meses se han destruido 384.500 empleos fijos por 414.000 temporales.

Hay varios motivos que explican este fenómeno. El primero de ellos es la persistencia de la crisis. La caída de empleo ya va camino de los casi seis años. Al comienzo el golpe se lo llevaron quienes disponían de un trabajo temporal, pero eso se acabó hace tiempo. Las empresas han agotado ese colchón de temporalidad que suelen tener y despiden también a los fijos para reducir costes.

Hay otro motivo: la reforma laboral. Los cambios legales de febrero del año pasado han facilitado la rescisión de contratos indefinidos. En los tres trimestres completos que la reforma ha estado en vigor se han destruido casi tantos puestos de trabajo fijos (388.900) como temporales (395.700).

Más información