Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los analistas privados predicen una tasa de paro superior al 26% hasta 2014

El panel de expertos de Funcas anticipa que no habrá creación de empleo en dos años

Mantiene que el PIB caerá un 1,5% este ejercicio y que apenas avanzará un 0,7% en 2014

Los servicios de estudios creen que el déficit público solo podrá reducirse del 6,7% al 5,7%

Cola ante una oficina de Empleo en Madrid.
Cola ante una oficina de Empleo en Madrid. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya tiene otro mimbre con el que urdir un nuevo pronóstico económico. El Ejecutivo lleva meses aferrado a una previsión para 2013 y 2014 demasiado optimista, superada por la intensidad de la segunda recesión en cuatro años. Ahora, cuando el calendario europeo le obliga a revisarla, Rajoy deja caer que será peor de lo que exhiben los documentos de Economía y Hacienda. Solo que si tira del hilo que le ofrecen ahora los principales analistas privados españoles, tendrá que tirarse en marcha de algunas de las afirmaciones que ha sostenido en las últimas semanas, como que 2013 será mejor que el año pasado o que "2014 será el año de la creación de empleo".

En el ámbito laboral, el contraste con lo que plantean los expertos es brutal: analistas y servicios de estudios predicen que la tasa de paro se mantendrá dos años por encima del 26% que alcanzó a finales de 2012. Y, en promedio anual, no atisban creación de empleo ni este (-3,2%) ni el próximo ejercicio (-0,2%).

La creación de empleo es la clave, social y económica, para empezar a despedir la mayor crisis económica en más de medio siglo. Y la última remesa de predicciones recopilada por la Fundación de Cajas de Ahorros, que incluye los pronósticos de 19 servicios de estudios y centros de investigación, no atisba ese horizonte en los dos próximos años. Ni tan siquiera da para sostener que 2013 será mejor que el año pasado si escoge la variación del PIB como termómetro. En promedio, los analistas privados anticipan una caída de la actividad económica (-1,5%), muy similar a la que se registró en 2012 (-1,4%), un pronóstico que el Gobierno sí atinó. Para 2014, vaticinan un exiguo crecimiento (0,7%), que no dará para generar empleo.

Los pronósticos de expertos españoles coinciden con los de la CE, el FMI y la OCDE

Salvo algunas excepciones (el servicio de estudios del BBVA y Esade limitan la caída del PIB en 2013 al 1%, Intermoney la eleva al 2%), los analistas privados se sitúan en el entorno de la predicción que ya han hecho los principales organismos internacionales: Comisión Europea, Fondo Monetario Internacional y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) pronostican para la economía española un retroceso anual de entre el 1,4% y el 1,5%. Y una tasa de paro cercana al 27%.

Si el Gobierno atiende a las numerosas referencias de analistas privados y organismos internacionales, el nuevo pronóstico está cantado. Otra cosa es si opta por considerar que, más que pronósticos oficiales (determinantes para las cuentas públicas, pero también para la planificación de empresas y las decisiones de los inversores internacionales), lo que publicará Economía son "objetivos de política económica", como los bautizó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en la presentación del proyecto de Presupuestos de 2013.

Los expertos dan por hecho que el ajuste presupuestario continuará, pero también que perderá fuelle, al agotarse el margen facilitado por las enormes subidas de impuestos aprobadas en el ejercicio pasado. Así, vaticinan que el déficit público pasará del 6,7% al 5,7% del PIB, muy lejos del 4,5% que exige por ahora Bruselas para 2013, aunque Comisión Europea y Gobierno dan por hecho que la UE aprobará suavizar ese objetivo debido a la recesión.

En lo que sí coinciden con el Gobierno los analistas es en anticipar que el saldo exterior dejará de ser negativo este mismo año, por la combinación de exportaciones más elevadas y desplome de las compras al exterior. El panel de Funcas vaticina un superávit en la balanza por cuenta corriente del 0,3% del PIB este año, que se ampliará en 2014 al 1,2%. También, que los costes laborales seguirán estancados, lo que se traducirá en notables pérdidas de poder adquisitivo para la mayoría de los trabajadores.