Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona gana un 7% más en 2012 pero aplaza su expansión por el extranjero

El grupo facturó 17.522 millones, obtuvo 508 millones de beneficio y contrató a 4.000 personas

La cadena se centrará en impulsar la venta de productos frescos y apuesta por bajar precios

El presidente de Mercadona defiende que “ganaderos y agricultores tienen que ganar dinero”

El presidente de Mercadona, Juan Roig, posa para los medios durante la presentación de los resultados de la empresa.
El presidente de Mercadona, Juan Roig, posa para los medios durante la presentación de los resultados de la empresa. EFE

La cadena de supermercados Mercadona vendió más en 2012, ganó más dinero y creó 4.000 empleos. Superó incluso sus propias previsiones. Y sin embargo, según ha anunciado el presidente de la cadena de supermercados, Juan Roig, ha decidido retrasar su expansión internacional. “No podemos ir a conquistar un castillo fuera si el de aquí no está bien del todo”, ha justificado.

La facturación de la cadena creció un 7% hasta los 19.077 millones de euros o 17.522 millones (un 6,5% más) sin contar con los impuestos. Los beneficios aumentaron también, el 7,2% con respecto a sus ganancias de 2011, hasta los 508 millones, según ha explicado Roig durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Puçol, Valencia, para presentar los resultados. En ambos casos se han cumplido los objetivos marcados por el presidente el año pasado, y en lo que respecta al empleo, incluso se han duplicado. Sin embargo, Roig ha señalado que para 2013 el grupo, que tiene ya 74.000 trabajadores, ha decidido centrar sus esfuerzos y recursos en impulsar la venta de frescos y “hacer sostenible la cadena agroalimentaria”.

La compañía ha subido el sueldo a sus 74.000 empleados un 2,9% durante el pasado año

El presidente de Mercadona ha sido muy pesimista de cara a 2013. “Va a ser un año muy, muy duro”, ha advertido antes de explicar que creen que las rentas de los consumidores van a bajar este año otra vez. Incluso prevén rebajar de cara a este año los beneficios, desde los 508 millones de 2012 a 430 millones. La diferencia, ha asegurado, la dedicarán a su apuesta por la cadena alimentaria, a mejorar los sueldos de los trabajadores y bajar más los precios.

Sobre lo ocurrido en 2012, el empresario ha abordado de forma crítica la subida del IVA del pasado septiembre. “A todos los españoles nos ha supuesto un golpe”, ha reconocido. Según ha revelado Roig, asumir el aumento del impuesto en sus productos les supone 25 millones de euros al mes.

Mercadona gana un 7% más en 2012 pero aplaza su expansión por el extranjero

Con vistas al futuro, ha anunciado que iban a retrasar la salida al extranjero, que avanzó el año pasado. De momento no van a ir a Italia ni a Portugal, como se había apuntado. Han decidido sustituir ese objetivo por el de impulsar la venta de productos frescos en sus supermercados. Fruta, verdura y pescado. Esas van a ser sus apuestas en 2013. Impulsarán la compra de pescado en las lonjas cercanas a los centros y la fruta y la verdura se adquirirá para venderla solo en el mismo día. Quieren aumentar las ventas, y ponerlas “al nivel de los secos”. Y, según el presidente, también es una apuesta por la sostenibilidad del sector agroalimentario. “Los trabajadores y las empresas del sector agroalimentario tienen que ganar dinero, ahora y en el futuro. Desde los ganaderos a los que plantan lechugas, pero haciendo las cosas como en el siglo XXI”, ha señalado.

La empresa avanza que reducirá beneficios en 2013 pese a que prevé aumentar las ventas

“Todos nuestros interproveedores han ganado dinero”, ha asegurado el ejecutivo de la cadena de supermercados, que se ha esforzado por mostrar cómo la riqueza de su empresa acaba en varias manos. Entre los trabajadores, ha comentado, se han repartido 240 millones de euros en incentivos por cumplir los objetivos, así como 23 millones más para paliar en sus nóminas la subida del IRPF que entró en vigor el pasado ejercicio. La inversión en 2012 ascendió a 650 millones de euros. Abrieron 60 nuevos supermercados.

Uno de los puntos donde más se ha entretenido Roig ha sido en los salarios de su plantilla. La compañía ha subido el sueldo a sus 74.000 empleados un 2,9%. Los empleados de base, ha recordado, son indefinidos y comienzan cobrando 1.070 euros, que van creciendo hasta un máximo de 1.400 euros cuatro años después. “Contando 12 pagas significa que todos los trabajadores de Mercadona cobran al menos 1.600 euros al mes. De eso estoy muy orgulloso, pero también exige ser una empresa de alto rendimiento”, ha advertido. Para 2013, subraya, “Mercadona tendrá que reinventarse y mejorar su productividad”. Para España no ha querido dar recetas muy concretas, pero al final, ha apuntado, es lo mismo: “Nuestro nivel de vida dependerá de nuestra productividad”.

Más información