Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA baja las tasas de las conexiones para potenciar Barajas y El Prat

Fomento admite que los recortes han obligado a revisar todos los proyectos

Un avión de Iberia en la pista visto desde la torre de control del aeropuerto Madrid-Barajas
Un avión de Iberia en la pista visto desde la torre de control del aeropuerto Madrid-Barajas

La nueva subida de tasas aeroportuarias que el Gobierno ha anunciado para 2013, y que será al menos del 8% de media, va a tener una excepción. Los pasajeros en conexión (están en tránsito a la espera de un nuevo vuelo) en cualquiera de los aeropuertos de la red española tendrán una reducción del 20% en las tasas que cobra AENA, según el proyecto de Presupuestos para 2013, para impulsar los grandes hubs, como Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

Esta es una de las principales novedades relacionadas con los aeropuertos. Este tipo de rebajas ya se aplica en otros países europeos (Ámsterdam, Atenas, Berlín, Bruselas, Budapest, Copenhague, Dublín, Düsseldorf, Fráncfort, Helsinki, Heathrow, Múnich, Oslo, París-Charles De Gaulle, París-Orly, Praga, Viena y Zúrich), según la patronal de las aerolíneas, Aceta. En un principio, el sector pedía una reducción de las tasas de pasajeros en conexión de entre el 40% y el 50%, en línea con los aeropuertos mencionados, porque estos viajeros no requieren los mismos servicios que el resto.

Fomento destinará 200 millones de euros en préstamos participativos para “sostener” la a muchas concesionarias españolas de autopistas

Sin embargo, las tasas generales crecerán al menos un 8% en 2013, después de que este mismo año ya se incrementaran un 19% de media (en Barajas, un 50%). Según AENA, la ley permite a la compañía pública que gestiona la red aeroportuaria española incrementar las tasas entre 2013 y 2015 lo mismo que el índice de precios de consumo (IPC) de octubre, más cinco puntos, para recuperar inversiones pasadas. Es lo que sucederá el año próximo y, casi con toda seguridad, los siguientes, dado que AENA necesita aliviar con urgencia el peso de la abultada deuda que arrastra, que asciende a 14.000 millones.

Las subidas reales acaban siendo mucho mayores, debido a la compleja composición de las tasas, según Aceta. En un informe reciente, la patronal estima que la subida acumulada entre 2011 y 2013 será del 67,49% en el conjunto de los aeropuertos, es decir, un 18,76% de media al año (un 28,51% anual en Barajas).

Bonificaciones para las islas

Además, los Presupuestos incluyen una bonificación del 20% en los aeropuertos insulares que tengan carácter estacional (Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla), durante temporada baja. En Canarias, se mantiene la bonificación de un 50% en los días de la semana de menor tráfico. Por último, se fijan bonificaciones por apertura de rutas a nuevos destinos. Las subvenciones serán del 50% el primer año y del 25% el segundo. No es la primera vez que se pone en marcha una medida similar, habitual en otros puntos de Europa.

Mientras, el Ministerio de Fomento desgranó ayer sus cuentas para 2013, que contemplan una importante reducción de las inversiones. Contará con un presupuesto de 10.161 millones para infraestructuras de transporte, un 14,8% menos que en 2012. Y con los recortes han llegado las quejas de varias comunidades, como el País Vasco, Aragón, la Comunidad Valenciana y Baleares, que ha visto cómo caen las inversiones en sus territorios. Fomento destinará, sin embargo, 200 millones de euros en préstamos participativos para ayudar a “sostener” la situación financiera de muchas concesionarias españolas, ya que sus autopistas soportan menos tráfico del estimado y más costes derivado de las expropiaciones.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, se comprometió ayer a que el tren de alta velocidad llegue a Alicante en 2013, sin especificar el mes (debería haber entrado en servicio a finales de 2012). Mientras, no dio fecha para la llegada del AVE a Castellón. En el caso del País Vasco, el Gobierno de esa comunidad calcula que las cuentas para 2013 prevén una partida de 190 millones para el tren de alta velocidad, cuando en 2012 fue de 314 millones. “Hemos repasado todos los proyectos, porque las inversiones necesariamente tienen que estar acompasadas a los requerimientos presupuestarios”, afirmó el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá. “Eso puede variar las licitaciones para garantizar la sostenibilidad”, admitió Catalá, que aseguró que el proyecto vasco apenas se ha visto afectado. Pastor había garantizado ya que el AVE vasco estará terminado en 2018.