Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB inyecta 4.500 millones en Bankia para apuntalar su solvencia

La grupo cerró el primer semestre con un déficit de capital de más de 12.000 millones

El banco dice que cumplirá los ratios en enero

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

Su ratio de capital principal era del -0,1%, frente al 8% mínimo que requiere la normativa en vigor. BFA no cumplía ni de lejos los requerimientos mínimos de capital establecidos por las reformas financieras a todas las entidades para asegurar su solvencia. La matriz de Bankia (Banco Financiero y de Ahorros) lo reconocía en sus cuentas semestrales. Ni siquiera cumplía los requerimientos básicos, establecidos en 2008 por el Banco de España. Anda corta de fondos y necesitaba ayuda urgente. Tanto, que ha obligado al Gobierno a adelantarle parte del capital que recibirá del rescate bancario europeo. El FROB, tal y como estaba previsto, aprobó este lunes una inyección de 4.500 millones de euros para el grupo de Bankia.

La matriz tenía a 30 de junio de 2012 un déficit de recursos propios computables (los que establecen los últimos decretos de saneamiento bancario) de más de 12.800 millones. Y eso sin contar con que, además, antes de terminar 2012, BFA debe constituir un colchón de capital según le exige la reforma financiera de 2.767 millones de euros. Y el 1 de enero de 2012 las exigencias de ratio de capital aumentan al 9%.

El Tesoro aportará 6.000 millones al fondo, que ampliará capital en BFA

La ayuda del FROB llega a través de una operación compleja: El Tesoro, a través de una aportación de deuda pública y liquidez, realizará un aumento de la dotación patrimonial del FROB de 6.000 millones de euros. Con ese capital, el FROB acudirá a una ampliación de capital de 4.500 millones de euros de BFA. Y BFA, a su vez, realizará un préstamo subordinado a Bankia.

A la matriz de Bankia, dada su cartera, la normativa en vigor le exige tener en el primer semestre del año unos de recursos propios computables de, al menos, 12.765 millones de euros, según figura en los resultados presentados ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. No solo no los alcanzaba, sino que sus recursos se situaban en 83,5 millones de euros negativos. Si se suma a este déficit además el colchón extra de capital que exigido por el decreto de saneamiento del pasado mes de febrero, el grupo necesita en total más de 15.600 millones de euros para cumplir con los mínimos establecidos por las sucesivas reformas financieras. En cuanto a Bankia, el capital principal del grupo ascendía a 7.362 millones de euros en junio, lo que significa que al acabar el primer semestre tenía un ratio de capital principal “del 4,9% frente al 8% mínimo requerido por la normativa en vigor”, reconoce la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri en sus cuentas. También requiere el “colchón de capital exigido por el Real Decreto ley 2/2012”, es su caso, cifrado en su caso en 1.925 millones de euros. En total, por tanto, le faltarían 6.582 millones de euros. “Las cifras del primer semestre lo que demuestran es que cuando el equipo de Goirigolzarri estudió la entidad y dijo que le hacían falta 19.000 millones, no lo hacían por capricho”, señalaron desde la entidad.

Bankia recibirá capital de su matriz con un préstamo subordinado

Ni BFA ni Bankia alcanzan ese 8% de capital que exigen los decretos de 2011 y 2012. Con la ampliación de 4.500 millones tampoco lo harán. Lo que busca la entidad es ponerse al día y cumplir la normativa que entrará en vigor el 1 de enero de 2013, según la reforma aprobada el pasado viernes. Para entonces, el capital de máxima solvencia exigido se elevará al 9%, asegura la entidad. Para entonces también, teóricamente, los 4.500 millones de euros que ahora le inyecta el FROB se habrán convertido en cerca de 19.000 millones, una vez se haya hecho efectivo el rescate para la banca española llegado desde la Unión Europea. Según el comunicado de este lunes, la cifra exacta que recibirá Bankia será revelada “en las próximas semanas”.

Con la inyección de 4.500 millones de este lunes, aunque no alcanza el nivel futuro del 9% ni el de los decretos de 2011 y 2012, ya se sitúa al menos en niveles que la normativa del Banco de España consideraba desde 2008 aceptables. Según señalaba la comisión del FROB en un comunicado, el objetivo de la ayuda inmediata es el de “restablecer los niveles de capital regulatorio del grupo en tanto se culmina su plan de reestructuración y se garantiza la seguridad de los depósitos y el acceso de la entidad a todas las posibles fuentes de financiación”.

Bankia señaló en mayo que necesitaba en total un respaldo económico público de 19.000 millones. La mayor parte irá destinado a compensar su déficit de capital y a crear los obligatorios colchones para amortiguar el peso del ladrillo. El resto está destinado a compensar las pérdidas que la entidad calcula que tendrá en el segundo semestre del año, ya que, según el plan de viabilidad que Goirigolzarri dibujó para sanear Bankia en mayo, parte del coste de saneamiento, se incluirían en la segunda mitad del ejercicio.