Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENERGÍA

Iberdrola pide que se detenga la inversión en energías renovables

Sánchez-Galán afirma que la tarifa puede bajar si se eliminan costes “políticos”

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación el jueves, 23 de los resultados de la eléctrica
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, durante la presentación el jueves, 23 de los resultados de la eléctrica EFE

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, presentó ayer los resultados de 2011 de la compañía, acompañados de una batería de sugerencias para atajar la bestia negra del sector: el déficit tarifario. Definido como la diferencia entre el coste real de la electricidad y lo que los consumidores pagan por ella, se computa como una deuda contraída por los consumidores, y su importe supera los 24.000 millones de euros.

Galán cargó ayer contra uno de los principales causantes de ese déficit: las primas a la producción de energías renovables (tratamiento de residuos, biomasa, hidráulica, eólica, solar y cogeneración). Puso especialmente en el punto de mira a las plantas termosolares, que él prefiere llamar híbridas gas-solar, “que no solo emiten CO2 a la atmósfera, la mitad que un ciclo combinado”, sino que, además, “consumen agua como una planta de carbón”. El presidente de la primera eléctrica española pidió que se detenga “ya” la construcción de más plantas que usen esta tecnología, “que van a encarecer el sistema”, aunque ya hubieran sido “preasignadas”, es decir, que ya hubieran iniciado los trámites para acceder a los incentivos que el pasado 27 de enero un real decreto dejó en suspenso. En España el peso de las renovables ya supera el objetivo del 20% que la Unión Europea había fijado para 2020.

Galán también reclamó que otros productores eléctricos, no solo las cinco grandes empresas del sector, financien futuros déficits tarifarios y que el coste de las renovables se comparta entre “todos los sectores energéticos”, no solo el eléctrico. El presidente de Iberdrola descarta una quita del déficit como una solución. En su opinión, las medidas aprobadas por el Ministerio de Industria van “en la buena dirección”, aunque pidió que se titulicen también los 7.000 millones de euros pendientes del déficit.

La entidad obtuvo un beneficio neto en 2011 de 2.805 millones de euros, un 2,3% menos

Según cálculos de la compañía, el coste del apoyo a las energías renovables en España (22,5/MWh) es “el más alto de Europa”, duplicando el de Alemania y cuadriplicando al de Francia. Según otro dato del argumentario de Sánchez-Galán, el coste de las energías renovables en España es un 50% superior a la media: “Si el precio medio del pool [tecnologías convencionales] se sitúa en 61 euros/MWh, un parque eólico en 70 euros/MWh y una planta fotovoltaica en 121 euros/MWh, ¿por qué pagar los 332 euros/MWh que cuestan las híbridas gas-solar? Que lo explique el Gobierno”, espetó el presidente de la primera eléctrica española.

Galán hizo hincapié en que la mitad de la factura eléctrica “no tiene que ver con los kilovatios que consumimos ni con las instalaciones que los llevan a nuestra casa”, sino que se trata de “decisiones políticas” ajenas al consumidor que se pueden eliminar: anualidad del déficit de años anteriores, sobrecoste de la insularidad, eficiencia energética o carbón nacional, entre otros.

La compañía está acusando la debilidad del entorno económico y ayer anunció que obtuvo un beneficio neto en 2011 de 2.805 millones de euros, un 2,3% menos que en el ejercicio anterior. Iberdrola realizó saneamientos por importe de 402 millones de euros, tras ajustar sus previsiones de utilización de la central de carbón de Longannet en Reino Unido, el plan de negocio de Gamesa y el coste de proyectos de renovables desestimados. Los ingresos de la compañía crecieron un 4%, hasta 31.648 millones de euros.

Según el informe corporativo de la compañía, Galán ganó 5,52 millones de euros en 2011, frente a los 5,22 millones de 2010, más 1,11 millones de acciones (valoradas en cinco millones, a precio actual) cuya entrega se repartirá entre los años 2011, 2012 y 2013.

El emirato de Catar se ha consolidado como segundo accionista de Iberdrola, tras ACS. El fondo soberano catarí ha aumentado su posición desde el 6,15% que adquirió el pasado marzo, hasta el 8,32%. Galán señaló que este inversor no ha pedido presencia en el consejo y que Iberdrola tampoco pedirá un asiento en el de EDP tras la entrada en esta de la china Tres Gargantas porque su filosofía es no participar en el órgano de administración de empresas competidoras.