Franco

En lugar de invertir en la reconstrucción del país y en los servicios públicos, destinó durante años la mayor partida del presupuesto a mantener un ejército sobredimensionado, eficaz solamente para combatir al enemigo interior