Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA pide que se puedan probar productos tecnológicos sin aplicarles la normativa oficial

Carlos Torres, consejero delegado, cree que evitar temporalmente las reglas provocaría un avance en su implantación

Carlos Torres, consejero delegado del BBVA.
Carlos Torres, consejero delegado del BBVA.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha afirmado este lunes que es necesario que las autoridades españolas habiliten entornos en los que se puedan probar productos o servicios financieros innovadores en el mercado sin necesidad de cumplir temporalmente con toda la regulación aplicable, los conocidos como sandboxes regulatorios, que ya están implantados en países como Reino Unido u Holanda.

El consejero delegado de BBVA ha resaltado la importancia del papel de las autoridades en la promoción del desarrollo tecnológico, como por ejemplo en el ámbito de los datos o para fomentar la adopción de tecnologías cloud (la tecnología que descansa en grandes servidores) armonizando criterios entre jurisdicciones y supervisores.

Carlos Torres Vila ha indicado que “España quizá pudiera llevar este tema un paso más allá y aglutinar un espectro más amplio de autoridades que las puramente financieras. De este modo seríamos pioneros en el mundo con una visión holística”, ha dicho refiriéndose a la integración de autoridades en torno a la protección de datos y la ciberseguridad, entre otras. Incluso ha apuntado que España podría ser "pionera" en el mundo, dado que hasta ahora los sandboxes han sido desarrollados exclusivamente por supervisores financieros.

Torres, que ha participado en la inauguración del curso patrocinado por el BBVA y organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, cree que la aplicación de estas medidas deben acompañarse "del respeto a la protección de datos personales y la protección de los secretos comerciales". En su opinión, el objetivo es "asegurar que los clientes tienen a su disposición la mejor oferta de servicios posible".

Para Torres Vila, la llegada de las fintech, los nuevos competidores en la industria financiera, supone una "fuerza positiva de cambio", ya que fomenta la competencia y mejora los servicios a los clientes. En este sentido, ha apuntado que BBVA "participa activamente en ese ecosistema".

La rentabilidad digital

Preguntado, en varias ocasiones, por la rentabilidad que obtiene el BBVA a las cuantiosas inversiones en el desarrollo del modelo digital que lleva realizando casi dos décadas, Torres no ofreció un dato concreto. Respondió que "es difícil traducirlo en un ratio determinado. "En este tema es necesario tener paciencia, pero lo que sí vemos es que el negocio se renueva hacia el modo digital, en una inercia constante, que nos permite que ahora la quinta parte ventas ya sean digitales, con un crecimiento del 4% o 5% anual. Además, todo lo que trabajamos por esta vía es mucho más eficiente".

El consejero delegado de BBVA ha explicado que la entidad cuenta ya con 19 millones de clientes digitales, lo que supone el 40% del total de clientes objetivo, de forma que las ventas digitales suponen ya más de un 20% del total en el conjunto de países en los que opera, en algunos de los cuales esta cifra supera el 30%.