Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saracho: “Intenté evitar la venta del Banco Popular”

El expresidente del Popular afirma que los accionistas "están en su derecho" de presentar acciones legales

El expresidente del Banco Popular, Emilio Saracho.
El expresidente del Banco Popular, Emilio Saracho. EFE

El expresidente de Banco Popular Emilio Saracho ha asegurado este jueves que intentó evitar que la entidad fuera intervenida y adjudicada por el precio simbólico de un euro al Banco Santander, lo que ha supuesto la pérdida del dinero para todos los accionistas. "Intenté evitar que Banco Santander se adjudicase el Popular". Sobre la posibilidad de que ahora muchos de los afectados preparen demandas para intentar recuperar su inversión, Saracho ha considerado que "están en su derecho" de presentar acciones legales contra el consejo de administración que él presidía o contra los gestores que les precedieron.

El expresidente del Popular ha hecho estas declaraciones tras la junta de la aerolínea IAG, en la que ha sido reelegido consejero a pesar de las críticas de algunos accionistas. Saracho llegó a la presidencia del Popular en febrero con la idea de reconducir la maltrecha situación de la entidad, para lo que barajaba la venta de activos improductivos, una nueva ampliación de capital para sanear el balance y la venta a un competidor.

Por otro lado, Saracho no ha querido entrar a valorar las declaraciones a El Independiente de su predecesor en el cargo, Ángel Ron, en las que cuestiona la estrategia de Saracho al que acusaba de hacer bajar el valor de las acciones con cada declaración. "[Saracho] decía que la acción estaba cara, que había que hacerla caer, aunque fuese a costa de asustar al mercado y a las instituciones. Desde el principio, manifestó su voluntad de meter presión a los supervisores y al poder político para que le facilitasen una operación corporativa. Yo le advertí que esa estrategia era muy peligrosa", ha asegurado Ron en la entrevista.

La venta de Banco Popular a un competidor parecía la opción más probable hasta finales de mayo, aunque algunos de los potenciales compradores —Banco Santander, BBVA o Bankia— mostraban ciertas reticencias. Mientras, el Popular era incapaz de cifrar las provisiones que se necesitaban para cubrir su riesgo inmobiliario.

Al final, y tras fuertes caídas en Bolsa, el pánico se apoderó de muchos clientes que optaron por la retirada masiva de fondos del Banco Popular. Esto hizo que, a pesar de su solvencia, se pusiera en entredicho la liquidez de la entidad y precipitó la intervención por parte de Europa. Tras dicha intervención, la entidad, cuya capitalización bursátil rondaba los 1.400 millones de euros, pasó a tener un valor cero —incluso negativo según algunos informes de expertos— y fue adjudicada al Banco Santander para garantizar los ahorros de los clientes.

Más información