Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estibadores paran los puertos con la primera parte de la huelga de 48 horas

La actividad en las instalaciones portuarias es reducida y el seguimiento del paro masivo

Estibadores durante la jornada de huelga en el puerto de Bilbao. Ver fotogalería
Estibadores durante la jornada de huelga en el puerto de Bilbao. REUTERS

Los estibadores portuarios han comenzado a las ocho de la mañana de este miércoles una nueva huelga para presionar a la patronal Anesco y conseguir la subrogación del 100% de la plantilla. En este caso, el paro es de 48 horas, a diferencia de las tres jornadas de huelga de la semana pasada que fueron de 24 horas y solo durante las horas impares. A pesar de ello, cada día de paro supuso unas pérdidas de 12 millones de euros, según Fomento. El seguimiento de la huelga de hoy es del 100%, según fuentes sindicales del sector, y del 98,29% según Puertos del Estado. La Audiencia Nacional ha denegado además la suspensión de los servicios mínimos fijados para productos perecederos y materiales peligrosos, por lo que se mantienen para el resto del paro.

La actividad durante este miércoles es reducida. Por debajo de la que se experimentó en las últimas huelgas realizadas por los estibadores. Según Puertos del Estado, se han nombrado a 1.088 trabajadores, frente a los 1.113 del 5 de junio, 1.511 el 7 de junio y 1.755 el 9 de junio. En concreto, en el principal puerto en transporte de mercancías, el de Algeciras, no se ha nombrado a ningún estibador portuario, según Puertos del Estado. Una situación que se ha repetido en otros puertos como Barcelona (solo 27 estibadores para servicios mínimos) Alicante, Almería, Cádiz y A Coruña, entre otros.

La última reunión entre sindicatos y patronal fue este martes, cuando los trabajadores ofrecieron a las empresas una nueva propuesta que recoge la garantía del empleo, una rebaja salarial del 10% (5% ahora y el otro 5% al término del periodo de negociación) y el mantenimiento de las compañías en los Centros Portuarios de Empleo. Sin embargo, no consiguieron un acuerdo con la patronal que remitió la decisión a la asamblea general de Anesco de este viernes.

El conflicto que ha enfrentado a los estibadores con el Gobierno primero y con las empresas después, dura ya más de cuatro meses. Comenzó en febrero con la reforma que acabó por liberalizar el sector y con la falta de libertad de establecimiento de las empresas y de contratación de estibadores portuarios.

Las tres jornadas previas de huelga han transcurrido con normalidad y sin alterar excesivamente la actividad en los puertos del Estado. Hasta la fecha no se han registrado incidentes y se han respetado los servicios mínimos, algo que volvió a garantizar el representante sindical Antolín Goya este martes. El sindicato ha vuelto a destacar este miércoles que el paro es total y se desarrolla con normalidad en los puertos. Además, los transportistas no han acudido a los puertos españoles, según afirma Puertos del Estado, lo que ha evitado el colapso y congestiones de tráfico a la entrada de los recintos portuarios.

Vista del puerto de Algeciras (Cádiz) con los paros de estibadores
Vista del puerto de Algeciras (Cádiz) con los paros de estibadores

Seguimiento total en los puertos

Las primeras horas de la huelga de 48 horas de los estibadores en Algeciras han conseguido detener por completo el movimiento de cualquier tipo de mercancías, en uno de sus puertos más importantes de Europa. De hecho, los 1.800 trabajadores de la estiba en el puerto gaditano han secundado el paro al 100%, según ha precisado Manuel Cabello, coordinador de la zona de Andalucía del sindicato Coordinadora. El sindicalista ha precisado que la jornada se estaba desarrollando “con tranquilidad” y sin incidentes reseñables en Algeciras, pese a que los trabajadores gaditanos han afrontado ya estos nuevos paros con “crispación”.

El reposo del puerto gaditano ha sido evidente desde primera hora. La entrada de las dos terminales de contenedores (APM y TTI) lucían una estampa poco frecuente en una jornada laborable, con las barreras bajadas y los semáforos en rojo. Fuera de las terminales, ni un solo camión hacía cola, a diferencia de las jornadas anteriores de paros en horas alternas. En el interior de las terminales y a pie de muelle, tampoco las operadoras se han arriesgado a dejar sus buques de mercancías detenidos. Para las jornadas de este miércoles y jueves solo están planeadas dos escalas, una en cada instalación de mercancías.

Así, con el tráfico de mercancías completamente detenido, los estibadores se han acercado hasta las instalaciones que disponen en el puerto más como señal de compañerismo y compromiso con la huelga. En torno a unos 400 trabajadores se han concentrado en el aparcamiento de la sede de la Sagep en Algeciras para escuchar, por boca de Cabello y megáfono en mano, los últimos avances en las negociaciones con la patronal. El sindicalista ha recordado que, el sindicato mantiene como requisito indispensable para iniciar las negociaciones “la garantía de los puestos de trabajo”. Pese a que la jornada ha transcurrido sin incidentes, el sindicalista ha reconocido que los ánimos estaban “crispados”. “No nos esperábamos la reacción de Anesco a nuestra última propuesta”, ha zanjado Cabello.

En los puertos de Barcelona y de Tarragona los sindicatos aseguran asimismo que hay un seguimiento del 100% del paro. Antes del inicio de la huelga, a las siete, los estibadores se han reunido en asamblea en la sede de Estibarna, una reunión en la que han reivindicado la subrogación total de la plantilla actual.

La huelga se desarrolla con normalidad y sin incidentes, y en el puerto de Barcelona solo se trabaja para garantizar los servicios mínimos. El tránsito de camiones en las entradas es muy reducido hasta el momento.

La primera jornada de huelga de 48 horas convocada por los estibadores ha paralizado también el puerto de Valencia, uno de los más importantes de España en tráfico de contenedores. Las tres terminales están en silencio, no hay tráfico de camiones –los transportistas han decidido no acudir ante el paro anunciado- y hasta el momento no se han producido incidentes. Los estibadores se han concentrado en la sede de la Sociedad de Estiba a las ocho de la mañana y al mediodía.

En el Puerto de Bilbao, en Santurtzi, se han quedado seis buques parados y el de Pasajes en Gipuzkoa dos. El seguimiento de la movilización ha sido total. La Autoridad Portuaria de Bilbao ha informado en un comunicado de que de los 11 barcos que había en puerto, cuatro son de granel líquido por lo que trabajan con normalidad y otro de portacontenedores ha salido del puerto al haber terminado el turno de noche. Otro portacontenedores, que estaba incluido en los servicios mínimos, no ha pedido servicio de estiba y está parado, y otros cinco buques de mercancía convencional o granel sólido están parados "por no haber recibido personal".

"Si la situación de huelga se mantiene, la actividad de las empresas que importan o exportan por vía marítima materias primas u otros productos elaborados se verá afectada, su productividad descenderá y ello redundará en su competitividad y en la del propio puerto y las empresas que en él trabajan", ha dicho la Autoridad Portuaria de Bilbao. Además, el presidente del comité de estiba de Pasaia, José Ángel Izquierdo, ha asegurado que los estibadores han "paralizado absolutamente todas las actividades".

Los puertos de Santander y A Coruña están sin actividad por los paros convocados. En Santander, el seguimiento de la huelga ha sido total, al igual que en las tres jornadas de paro anteriores. En la instalación portuaria de A Coruña, por su parte, no está prevista la llegada de ningún barco para esta jornada.

Protesta de los estibadores del Puerto de Bilbao. ver fotogalería
Protesta de los estibadores del Puerto de Bilbao. EFE

Más información