Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica ya ingresa más por datos que por voz

Pallete destaca en la junta de accionistas la transformación digital de la compañía y celebra los resultados del "complejo" 2016

José María Álvarez Pallete, durante su intervención.
José María Álvarez Pallete, durante su intervención.

Por primera vez, Telefónica ingresó el año pasado más por banda ancha y servicios de conectividad que por servicios de acceso y voz. Así lo ha anunciado el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, durante su discurso en la junta general de accionistas, celebrada este viernes en Madrid. “Hemos pasado de vender minutos de voz a vender gigabytes”, ha sentenciado en una intervención en la que ha destacado la transformación digital en que está inmersa la empresa, a cuya presidencia accedió hace poco más de un año. Esa transformación, en su opinión, está dando resultados: “Empezamos a ver los frutos de nuestra transformación”.

Pallete ha dado comienzo a la junta de accionistas con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado de Londres -con mención especial para Ignacio Echeverría, el español que falleció tras enfrentarse a los terroristas-. Después ha dedicado su discurso, casi a partes iguales, a glosar la transformación digital de la empresa y a celebrar los resultados de 2016.

Sobre el ejercicio pasado, tras repasar las cuatro plataformas sobre las que ahora se configura la compañía -activos físicos, sistemas, productos y, finalmente, Aura, “el poder cognitivo”, los datos, creada en febrero- el máximo directivo de Telefónica ha celebrado: “Nos hemos transformado y crecemos en todas las partidas”. Así, ha repasado el aumento de clientes, de rentabilidad de la acción, que se ha revalorizado un 14% en lo que va de año, o de ingresos. En este sentido, ha destacado el “dato clave” de que en 2016 la empresa ya ingresó más por “banda ancha y servicios sobre conectividad que por servicios de acceso y de voz”. Estos servicios digitales suponen ya casi 5.000 de los 52.000 millones de ingresos del año pasado.

Pallete ha recordado que el año pasado fue “complejo” y que se vio en la tesitura de tomar decisiones como dar marcha atrás a la venta de O2 o a la salida a Bolsa de Telxius, la filial de infraestructuras. No obstante, ha afirmado que el tiempo le dio la razón en estos lances, pues posteriormente se llevó a cabo una venta parcial de Telxius “en condiciones más atractivas para la salida a Bolsa”. También llevó a cabo una reducción del dividendo, de 0,75 euros a 0,40, lo cual, afirmó, permite al tiempo reducir la deuda y “remunerar de forma atractiva a los accionistas”. En resumen, ha dicho el presidente de Telefónica, unos números “elocuentes” que permiten a la compañía “tomar plenamente las riendas” de su futuro.

Para 2017, Pallete ha anunciado que pretende “crecer en resultados y en generación de caja, con expansión de márgenes y manteniendo unos niveles de inversión elevados” y seguir reduciendo deuda, que ascendía a 48.000 millones a cierre del ejercicio 2016. “El objetivo es seguir dependiendo de nosotros mismos”, ha sentenciado.

El futuro, para Álvarez Pallete, pasa por seguir avanzando en la transformación digital. “La vida analógica y digital se han fusionado: la vida digital es la vida”, ha afirmado Pallete en su discurso. Para esa vida digital, la conectividad “es el oxígeno”, ha dicho, sin ella, “no hay revolución digital”. En ello trabaja Telefónica, ha dicho, con el despliegue de redes de fibra, cable, etc. Y ha mencionado especialmente el 5G, que “supondrá una verdadera revolución”, con una velocidad y capacidad mucho mayor a las redes actuales de banda ancha. “Nosotros ya estamos ahí”, ha presumido, poniendo como ejemplo un proyecto de instalación de contadores inteligentes de electricidad en Reino Unido.

En este sentido, Pallete ha anunciado que la empresa pondrá el foco de la inversión en la “Ultra Banda Ancha” e impulsará la digitalización de extremo a extremo y la inteligencia cognitiva” con su plataforma Aura, último hito de “una de las mayores y más profundas transformaciones de la industria” realizada para aprovechar todas las oportunidades de un mundo cada vez más dominado por la tecnología y la conectividad. Aura “es nuestro cerebro, una plataforma para armonizar la información que obtenemos del cliente con las otras tres plataformas y transformarla en conocimiento”, de forma que la empresa pueda elaborar una “nueva forma de relación con el cliente, para que sienta que la red es suya”.

Más información