Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ribera del Duero tiene su ‘oro verde’

Bodegas Matarromera apuesta por producir aceite de oliva ‘premium’ en una zona con escasa tradición del cultivo

Recogida de aceituna de la empresa Oliduero.
Recogida de aceituna de la empresa Oliduero.

El paisaje y el clima de Tierra de Campos (comarca que se extiende por las provincias de Palencia, Valladolid, Zamora y León) no tienen nada que ver con esos otros mares de olivos en la provincia de Jaén. Sin embargo, ha sido el sitio elegido por el presidente del grupo bodeguero Matarromera, Carlos Moro, para producir aceite en una superficie de 130 hectáreas de cultivo y levantar a un coste de 1,5 millones de euros una almazara, Oliduero, pegada a la bodega Emina, en Medina del Campo.

La apuesta es arriesgada. En España hay 2,5 millones de hectáreas de olivar y apenas un 2% están en Castilla y León, sobre todo en Ávila, Salamanca y Zamora. La zona tiene un rendimiento por hectárea muy inferior a las grandes zonas de cultivo, donde pueden llegar a un 25% de aceite, mientras en Tierra de Campos se sitúa entre un 15% y 18%. Una de las razones de esos menores rendimientos radica en la necesidad de tener que hacer la recolección en verde, antes de que lleguen las primeras heladas de diciembre. Ello supone obtener menos aceite, pero de una mayor calidad. Las variedades que, según estudios de la empresa, mejor se adaptan a estas tierras son la arbequina y la picual. No obstante, la empresa apostará también por la arbosana y la frantoio.

Moro entiende que la única forma de hacer rentable la actividad del aceite de oliva es con una producción corta por hectárea, pero de una gran calidad y a unos precios elevados para su comercialización en tiendas gourmet en España y para la exportación. Esta estrategia de la división del aceite del grupo Matarromera le sirvió para comercializar 40.000 botellas de medio litro en 2015, volumen que ascendió en 2016 a 70.000 botellas y que la firma pretende aumentar a medida que vayan entrando en producción las nuevas plantaciones.

Un volumen reducido del aceite de cada campaña, el más temprano, se comercializa como Secret Bland, que es un coupage de vírgenes extra de varias variedades y con una oferta que no llega a las 2.000 botellas. Las otras dos referencias del grupo se venden como Oliduero Prestigio y Oliduero Ecológico. La facturación de la división del aceite de Matarromera se sitúa en unos 160.000 euros.