Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de licencias VTC como las de Cabify y Uber se triplicarán pese a las protestas

El Ayuntamiento de Madrid desvela que se esperan 10.000 nuevas autorizaciones y pide a Fomento que ejerza el derecho de tanteo

Una pantalla con la aplicación de Uber.
Una pantalla con la aplicación de Uber. EFE

Empresas como Uber y Cabify recibirán en los próximos meses en torno a 10.000 nuevas licencias VTC (vehículo de alquiler con conductor) a través de sentencias judiciales, con lo que se triplicará el parque de vehículos de este tipo de empresas, hasta alcanzar las 16.000 licencias, agravando su enfrentamiento con el sector del taxi.

La cifra la ha desvelado el Ayuntamiento de Madrid tras la reunión que mantuvieron este martes, representantes del Ministerio de Fomento, las comunidades autónomas y los ayuntamientos más afectados, como el de la capital, representado por su alcaldesa, Manuela Carmena. Hasta ahora se había reconocido oficialmente que había “miles” de licencias pendientes de resolución judicial por el vacío legal entre 2009 y 2013, pero no se conocía la cifra. El Ministerio de Fomento no ha confirmado este dato, según señaló una portavoz. Actualmente hay 5.928 autorizaciones para licencias de VTC de las que 3.740 han sido obtenidas vía sentencia judicial.

Los ayuntamientos de Madrid, Barcelona y Zaragoza han unido fuerzas para exigir conjuntamente al Ministerio de Fomento que implemente una serie de “fórmulas legales” para impedir que salgan al mercado esas licencias VTC. Entre las más notorias está la de que prohíba transferir esas licencias VTC a otro privado y que la Administración pueda ejercer el derecho de tanteo y retracto sobre esas licencias.

También exige a Fomento que apruebe una ley que permite la revocación de licencias por cuestiones de oportunidad y su amortización por parte de la Administración, así como la revocación de autorizaciones por inactividad o por exceso de actividad en otra comunidad autónoma diferente de aquella que le otorgó. Asimismo, piden que sean los ayuntamientos los que determinen una rátio de licencias VTC que se ajuste a las necesidades que tenga en cada momento el municipio, aunque manteniendo como límite la relación actual de 1 VTC por cada 30 taxis.

Los tres ayuntamientos, todos ellos bajo la marca o apoyados por Podemos, entienden que las nuevas licencias “irán a engrosar las nuevas plataformas digitales que utilizan las VTC para dar un servicio de transporte a demanda y no a ofrecer el servicio para las que están destinadas; eso sin duda agravaría aún más el panorama y constituiría una amenaza para el sector del taxi”

Respuesta de Fomento

El Ministerio de Fomento no ha tardado en reaccionar y ha pedido que no se confunda el ámbito competencial de cada administración. En este sentido, ha recordado que la actual normativa de 2013 otorga a las comunidades autónomas la gestión de las licencias VTC, así como la inspección de estos servicios, que también pueden ser llevadas a cabo por los ayuntamientos, por lo que el La Administración del Estado no podría adoptar medidas como la de derecho de tanteo.