Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amazon quiere captar en EE UU a las familias pobres con una rebaja en la cuota de socio

El gigante del comercio electrónico ofrece a mitad la suscripción a su servicio Prime a quienes reciben cupones para comprar alimentos

Establecimiento de Amazon en Seattle
Establecimiento de Amazon en Seattle AP

Amazon ataca a Walmart donde más le duele. El gigante del comercio electrónico trata ahora de cortejar a las familias de bajos ingresos, las que suelen recibir asistencia pública para la compra de alimentos, y les ofrece un abono mensual al servicio Prime por 5,99 dólares. El servicio básico Prime cuesta 10,99 dólares, o 99 dólares para la suscripción anual, y permite el envío gratuito a domicilio de las compras que se realizan en su portal, además del acceso ilimitado al contenido audiovisual.

Se estima que el dos de cada diez estadounidenses reciben algún tipo de ayuda para costearse la cesta de la compra. El negocio de la cadena de descuento Walmart depende en gran medida de estos clientes de renta baja. El pasado ejercicio registró 13.000 millones en ingresos gracias a consumidores que utilizaron cupones del, conocido como Supplemental Nutrition Assistance Program (SNAP). Esa cifra, además, equivale a una quinta parte de todo el dinero gastado en el programa.

Los consumidores de bajos ingresos en EE UU unidos ya recurren a Internet para buscar las mejores ofertas, pero sus opciones de compra son limitadas porque no suelen disponer de tarjetas de crédito o incluso de cuentas bancarias en las que se pueden cargar las transacciones electrónicas. La compañía fundada por Jeff Bezos acaba de crear un sistema que permite a los usuarios crear cuentas con efectivo, que se pueden utilizar para realizar compras en tiendas físicas.

El servicio Prime cuenta en la actualidad con más de 60 millones de miembros, de acuerdo con las firmas de analistas porque Amazon no revela cifras precisas. La compañía explica que determinará la elegibilidad de los participantes al descuento a partir de la presentación como prueba de la tarjeta que se usa para los cupones de alimentos. La iniciativa se anuncia semanas después de que el presidente Donald Trump propusiera un recorte drástico al programa de alimentos.

La oportunidad, por el tamaño de este grupo de población, es por tanto enorme por el caso de Walmart muestra que estos clientes realizan otras compras adicionales en sus locales. El servicio Prime es, de hecho, una especie de anzuelo que tiene Amazon para llevar al cliente de su portal a adquirir otros productos que nos son esenciales. La compañía explica que el abono anual de 99 dólares representaba una barrera de entrada para los consumidores más necesitados.

Para los clientes de Amazon que no son miembros de Prime el coste del envio de los artículos es gratuito cuando la compra supera los 25 dólares. La compañía está en proceso de ampliar su oferta de productos frescos. Walmart también está en proceso de ampliar la oferta de artículos que están disponibles en su portal para tratar de atraer a más clientes y utiliza sus grandes hipermercados como centros logísticos, en un intento por cerrar más la brecha.