Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así será el hotel de lujo del Edificio España: la joya de Riu en Madrid

El establecimiento, con suites, piscina y restaurantes en las azoteas, se une a la nueva oferta de hoteles de lujo que estrenará Madrid entre 2017 y 2019

Dos piscinas con vistas a la Gran Vía, además de varias suites, una pasarela de vidrio sobre el vacío y un vestíbulo con oferta gastronómica que aspira a convertirse en un punto exclusivo de reuniones en Madrid. La cadena hotelera Riu, nueva propietaria del Edificio España, quiere convertir el inmueble de la plaza homónima en la joya de su oferta en España. El borrador del proyecto de reforma, al que ha tenido acceso EL PAÍS, revela la apuesta del grupo mallorquín por el turismo de lujo en la capital. Quiere abrir su joya de la corona a principios de 2019.

La oferta hotelera de lujo en Madrid subirá de nivel en los próximos años. La exclusiva cadena Four Seasons abrirá en Canalejas a finales de año, en la misma plaza en la que W planea inaugurar en 2018. Y el mítico Ritz está en plena reforma. Riu se suma con un hotel que en las plantas 10 y 11 tendrá suites de lujo con vistas a la Plaza de España, la Gran Vía e incluso la sierra madrileña. Estas habitaciones ocuparán las azoteas más bajas del edificio. La suite presidencial tendrá 135 metros cuadrados y se ubicará en la planta 19, unos pocos metros por debajo de la piscina y el gimnasio.

Recreación de la recepción del hotel de Riu que abrirá en el Edificio España.
Recreación de la recepción del hotel de Riu que abrirá en el Edificio España.

Las otras 650 habitaciones del séptimo hotel en el mundo Riu Plaza (Plaza es la marca que ponen a su alta gama) han sido ideadas para parejas, familias y ejecutivos: el turismo de negocio, además del de ocio, es otro ámbito que la cadena hotelera quiere explotar. Las habitaciones dobles tendrán 28 metros cuadrados, mientras que las familiares serán de 45.

Recreación del 'skybar' que tendrá en la azotea.
Recreación del 'skybar' que tendrá en la azotea.

En total, de las 27 plantas del inmueble, 24 estarán destinadas al hotel. En las tres plantas bajas, el edificio tendrá, además, un centro comercial de 15.000 metros cuadrados por el que ha mostrado su interés las Galerías Lafayette. Esta zona tendrá sus entradas al lado de la recepción del futuro hotel, donde también se ubicará un gastrobar. El proyecto de Riu prevé que en enero de 2019 el Edificio España pueda volver a cobrar vida. El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid dio su visto bueno a que las obras empiecen ya este mes.

Riu no ha revelado cuánto le costó el inmueble. Pero sí que piensa invertir entre la compra y la rehabilitación 400 millones de euros en total. Según un estudio de mercado de la consultora JLL, la operación total podría alcanzar los 532 millones de euros. Todo un reto para una cadena muy enfocada a los complejos de playas, pero que ahora quiere entrar en el mercado español ocupando uno de sus activos más valiosos.

Recreación de la fachada renovada del hotel en el Edificio España, en la esquina de Gran Vía. ampliar foto
Recreación de la fachada renovada del hotel en el Edificio España, en la esquina de Gran Vía.

El empresario murciano Trinitario Casanova gestionará el espacio comercial, después de que el pasado jueves, comprara y vendiera en pocas horas el Edificio España. La operación resultó ser algo rocambolesca. A principios del año pasado la firma china Wanda decidió retirarse de la rehabilitación del Edificio España tras recibir la negativa del Ayuntamiento de Madrid a su proyecto de rehabilitación. Wanda quería demoler el rascacielos y reconstruirlo, recuperando las fachadas. En junio de 2016, Wanda anunció la firma de un preacuerdo de venta a Casanova. Este empresario —condenado recientemente a pagar una multa de 108.000 euros y a seis meses de inhabilitación por alterar el valor de las acciones del Banco Popular— logró hacerse con los derechos de compra y ofreció 272 millones. Finalmente, adquirió el inmueble y el mismo día, se lo vendió a Riu.

Fe de errores

En una primera versión se decía que Trinitario Casanova fue condenado a un año de cárcel por alterar el valor de las acciones del Popular. En realidad, esa fue la condena que le impuso un juzgado de lo penal de primera instancia en 2016, pero el mes pasado la Audiencia Provincial cambió la condena por una multa de 108.000 euros y seis meses de inhabilitación.

Más información