Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

OHL se dispara en la Bolsa mexicana tras la victoria del PRI en el Estado de México

La constructora y concesionaria española se había visto afectada por diversas acusaciones de corrupción en el Estado más poblado del país

Un hombre en las oficinas de OHL en Madrid.
Un hombre en las oficinas de OHL en Madrid. REUTERS

Los inversores de la constructora y concesionaria española OHL respiran aliviados. Tras una campaña marcada por las acusaciones de corrupción en torno a dos de sus infraestructuras bandera en México, el Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario, ambas en el Estado de México, la continuidad del PRI al frente de esa entidad supone un enorme balón de oxígeno para sus cuentas y, sobre todo, para su dañada reputación en el país norteamericano al impedir la llegada al poder de Morena. El partido del excandidato presidencial Andrés Manuel López Obrador había prometido revisar y, llegado el caso, revertir el actual entramado de concesiones de obras públicas. En las primeras horas de cotización tras la victoria priísta en el Estado más poblado del país los títulos de la constructora y concesionaria española que cotizan en el país norteamericano han llegado a dispararse un 7%, cifra que con el paso de las horas ha ido reduciéndose hasta el entorno del 6%.

"Es una clara reacción de alivio: ahora Morena no tiene posibilidades de ejercer ninguna acción en contra de OHL", apunta Carlos Hermosillo, jefe de análisis de Actinver. El nombre de OHL ha sobrevolado toda la campaña electoral del Estado de México, el más poblado del país, después de que la plataforma ciudadana impulsada por el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, plasmase en varios vídeos el esquema mediante el cual, según denuncia, el PRI habría financiado ilegalmente varias campañas electorales –presuntamente, también la que ha llevado a Alfredo del Mazo a la gubernatura de la entidad más poblada del país, con 4.000 millones de pesos (215 millones de dólares)– gracias a los acuerdos alcanzados con la constructora y concesionaria española. Ahora cifra en 90.000 millones de pesos (más de 4.800 millones de dólares) el monto total defraudado a las arcas públicas mexiquenses. La empresa ha rechazado estas denuncias.

"Una de las propuestas de Morena era revisar las concesiones del Gobierno del Estado de México a OHL con el objetivo último de quitárselas. O, al menos, revisar las tarifas [de peaje] que cobran", añade Hermosillo. "Iban a buscar afectar sus intereses como empresa. Y eso ahora parece descartado, de ahí la subida de hoy". El analista de Actinver va incluso un paso más allá y afirma que la victoria del PRI en las elecciones de este domingo no solo evita que la firma española vaya a perder las concesiones del Circuito Exterior y el Viaducto Bicentenario, sino que abre la puert a nuevas licitaciones en el Edomex. "El mercado interpreta que OHL tiene más posibilidades de futuro", agrega.

En el parqué español la reacción ha sido más comedida, con un alza inferior al 2% en las acciones de OHL. Hace justo un año, la firma presidida por Juan Miguel Villar Mir fue excluida del Ibex, el selectivo que agrupa a las 35 mayores empresas de la Bolsa de Madrid, para integrarse en el índice general. Cuando entró al Ibex —en 2008, en plena crisis financiera mundial—, sus acciones valían algo más de 13 euros. Hoy, menos de una década después, apenas superan los tres euros: un 75% menos. Respecto a su máximo de 20,3 euros, alcanzado a mediados de 2014, la caída supera el 84%: un pequeño inversor que apostase entonces por OHL con 1.000 euros, hoy solo tendría 160. En el parqué mexicano, el desplome ha sido algo inferior: sus acciones valen hoy la mitad que a mediados de 2014.