Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ladrillo, frente al reto de crecer de forma ordenada

El precio medio del metro cuadrado de vivienda libre sube un 2,2% interanual y suma ocho trimestres al alza

Uno de los expositores del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), este jueves.
Uno de los expositores del Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), este jueves.

La construcción de nuevas promociones vuelve a aparecer en los alrededores de las grandes ciudades. El retorno al ladrillo es ya una realidad en los principales núcleos urbanos, aunque todavía queda muy lejos el ecosistema que había antes de la crisis. En estos momentos, el mercado inmobiliario suma dos años al alza, con un crecimiento moderado pero sostenido en el tiempo, tanto en precio como en compraventa de vivienda. En 2016 se vendieron 457.689 casas, un 14% más que un año antes, según el Consejo General del Notariado. Además, el primer trimestre de 2017 ha sido el octavo consecutivo en el que aumenta el precio medio interanual del metro cuadrado de vivienda libre hasta los 1.525,8 euros.

La compra de casas ha sido durante años una inversión segura con la que ganar mucho dinero en poco tiempo. Una espiral que cesó en 2007, cuando el mercado inmobiliario se desplomó. Sin embargo, como muestran los datos, la compraventa de viviendas ya ha superado el shock y consigue mantener un crecimiento estable (muy por debajo del ritmo precrisis), al igual que la subida del precio de vivienda libre.

“En este nuevo ciclo, el comprador está mucho más formado y analiza mejor la compra que realiza”, argumentó este jueves José Peral, director de comercialización y marketing de la inmobiliaria Solvia, en el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA). Esto se pone de manifiesto en la nueva feria que se celebra en esta edición en Ifema. “Venimos para ver qué promociones se ofrecen, según la zona y los precios, para comparar antes de decidir”, aseguraba una pareja de Madrid interesada en la compra de vivienda, que recogió información en diferentes grupos inmobiliarios presentes en la feria.

Este perfil supone el retorno de los compradores tradicionales, no los especuladores de la época de la burbuja inmobiliaria. “Con este tipo de compradores, lo más razonable es que se mantenga en el tiempo un crecimiento moderado y duradero del sector, con precios ajustados”, afirmó Peral, de Solvia. Este grupo inmobiliario prevé que 2017 se cierre con un aumento en la compraventa del 8,7%. Es decir, que se roce el medio millón de ventas. Además, este crecimiento en las unidades vendidas se une a la subida del precio. Como informó este jueves el Ministerio de Fomento, el valor del metro cuadrado de vivienda libre subió un 2,2% interanual en el primer trimestre.

Lejos del nivel precrisis

Con este último dato, ya son ocho trimestres consecutivos de aumento, desde el segundo de 2015. Una mejora con una subida moderada que se ve con optimismo, ya que antes hubo 26 trimestres seguidos de caídas interanuales en el precio de la vivienda, iniciadas a final de 2008.

A este respecto, el titular de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró que el mercado inmobiliario español goza de una buena salud. “Hemos aprendido la lección y no se va a volver a las situaciones del pasado”, dijo.

El optimismo de que no se volverá a repetir una burbuja inmobiliaria se fundamenta en que la oferta, la demanda y el precio crecen, pero solo en una recuperación del nivel que el sector puede soportar. Es decir, la compraventa de viviendas ha subido en los últimos tres ejercicios y para este se prevé que también lo haga. En cambio, hay que tener en cuenta que en 2016 se vendieron casi la mitad de las casas que en 2007 (853.568). Es decir, la subida era de esperar. En 2013 se tocó el mínimo de la serie histórica con la compraventa, con la transacción de 296.989 inmuebles. Esto es un 65,18% menos que antes de la crisis.

En el precio medio del metro cuadrado de la vivienda libre la situación es similar. Los ocho trimestres consecutivos de subida todavía no son suficientes para recuperar el terreno perdido. De hecho, el valor medio del metro cuadrado todavía está un 25% por debajo del precio de 2007.

El otro gran obstáculo del sector español era el amplio stock acumulado. En cambio, como indicó De la Serna, este problema ya no es tan notable como hace unos años. “La situación ha mejorado mucho. El parque total se ha reducido porque, por ejemplo, ahora se construye solo un 10% de lo que se edificaba en los años previos a la crisis”, aseguró.

Más información