Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anaconda Biomed cierra una ronda de financiación de 15 millones de euros

La empresa desarrolla un catéter de nueva generación para tratar el ictus

Los socios de Ysios.
Los socios de Ysios.

La start-up barcelonesa Anaconda Biomed ha cerrado una ronda de financiación de 15 millones de euros para desarrollar un catéter de nueva generación para realizar trombectomías mecánicas para el tratamiento del ictus isquémico agudo. La ronda ha sido liderada por Ysios Capital han participado también Banco Sabadell, el fondo Omega Funds y otros inversores, entre los que está el vehículo italiano Innogest Capital. Esta inyección de capital debe llevar a la empresa a obtener la aprobación del regulador europeo y dejarla a las puertas de hacer lo mismo con el de Estados Unidos.

La compañía Anaconda Biomed se creó hace dos años en Barcelona por los médicos Ofir Arad y Marc Ribó. En 2015, explican los dos responsables de la empresa, salieron los primeros ensayos que avalaban el uso de esa tecnología para el tratamiento de ese tipo de ictus, que es la primera causa de discapacidades. La tecnología actual, según Ribó, funciona, aunque la “recanalización solo se completa en el 35% de los casos”. El objetivo es que esta herramienta (que lleva el nombre de ANCD Brain), que actuaría como una anaconda al absorber el trombo, actúe con mayor seguridad y eficiencia, de modo que las recanalizaciones ronden el 100%.

Ahora ANCD Brain está en fase preclínica. Sin embargo, la empresa, que antes había pasado alguna ronda de financiación menor por parte de business angels, espera que a comienzos del año que viene puedan realizarse ya ensayos clínicos en humanos, lograr su acreditación por el regulador y empezar a comercializarlo en 2019. Esta tecnología ahora mismo está en ebullición, puesto que se estima que en los próximos cuatro o cinco años las trombectomías se multiplicarán por cuatro, una vez se ha demostrado su eficacia para reducir los riesgos del afectado. No en vano, recuerda Arad, el ictus es la primera causa de discapacidad y se estima que tiene un coste de alrededor de 40.000 millones de euros al año en la Unión Europea, más las consecuencias sociales que conllevan.

“Anaconda Biomed representa un ejemplo de emprendimiento innovador y multidisciplinar impulsado por Ysios. Esta inversión combina química, ciencia de los materiales y práctica médica puntera con el objetivo de desarrollar una tecnología y un producto que marcará un hito en el tratamiento del ictus con un fuerte impacto social e importantes ahorros para el sistema sanitario”, explicó Josep Sanfeliu, socio de Ysios Capital, en una nota. Esa es la décima operación en la que participa la sociedad desde la creación de su segundo fondo y la 22ª desde la constitución del primero.