Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ingresos previstos por las autonomías no están inflados por primera vez en una década

Fedea cree que la previsión de recaudación de las comunidades en 2017 "es realista" por el aumento de las entregas a cuenta

Junqueras, Montoro y Santamaría, en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Junqueras, Montoro y Santamaría, en el último Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Los presupuestos de las comunidades autónomas de 2017 contemplan una previsión de ingresos "realista" por primera vez desde 2007, según opinan Manuel Díaz y Carmen Marín, investigadores de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) —un reconocido think tank patrocinado por empresas del Ibex—, en el Observatorio Fiscal y Financiero de las Comunidades Autónomas. El trabajo analiza los factores responsables del incumplimiento de los presupuestos autonómicos de 2016 y hace una valoración de los presupuestos publicados en 2017.

El informe analiza las cuentas públicas de las comunidades autónomas durante los últimos años. Describe cómo estas administraciones han cuadrado sus presupuestos con sus objetivos de déficit a base de inflar sus previsiones de ingresos. "A posteriori, estas previsiones han quedado muy lejos de cumplirse, provocando a su vez el incumplimiento de los objetivos de déficit", sentencian.

Esta circunstancia se reprodujo también durante el año pasado. "El incumplimiento de los presupuestos autonómicos de 2016, elaborados para un objetivo de déficit inicialmente previsto en el 0,3% PIB, se ha debido a una sobrevaloración de ingresos", explica el documento.

Las comunidades cerraron 2016 con un déficit público del 0,8% PIB y con unos ingresos 6.100 millones inferiores a los presupuestados. De esta cantidad, más de 2.000 millones de euros se deben a que la Comunidad Valenciana y Cataluña incluyeron en su presupuesto un anticipo del Fondo de Competitividad que no se recogía ni en la ley de financiación autonómica ni en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016. Y los 4.000 millones restantes se deben a una realización de ingresos inferior a la prevista en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos, enajenaciones de inversiones reales y resto de transferencias corrientes y de capital.

Sin embargo, la situación parece haberse corregido en 2017. "Por primera vez en los últimos diez años, la previsión de ingresos recogida en los presupuestos autonómicos de 2017 parece realista", señalan los investigadores. Los ingresos previstos por las comunidades son 6.600 millones de euros superiores a los obtenidos en 2016, la mayor parte de este incremento procede de las entregas a cuenta y las liquidaciones del sistema de financiación autonómica. "Creemos que las comunidades en su conjunto han presentado unos presupuestos realistas y en línea con el cumplimiento del objetivo de déficit del 0,6% del PIB", concluye el informe de Fedea.

La fundación de estudios económicos destaca que su previsión está sujeta al cumplimiento de las entregas a cuenta reflejadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2017. Y advierten: "En el caso de que finalmente no se apruebe el proyecto, las entregas a cuenta de las comunidades se prorrogarán, lo que podría resultar en un déficit por encima del 1% del PIB".