Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vestager: “La idea del ‘compra europeo’ de Macron es interesante”

La comisaria celebra la llegada de nuevas ideas para favorecer los productos comunitarios

Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, este jueves en Bruselas.
Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, este jueves en Bruselas.

La negatividad de la que se ha ido tiñendo el término globalización en los últimos meses contagia incluso a los más convencidos. La comisaria europea de Competencia, la liberal Margrethe Vestager, celebra la llegada de ideas como el compra europeo promovido por el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, para favorecer los productos del bloque comunitario. “Definitivamente, es un debate muy interesante porque además desplaza hacia el ámbito europeo la idea de antes de impulsar los productos nacionales”, argumentó este jueves en una entrevista a varios diarios europeos, entre ellos EL PAÍS.

Consciente de la novedad que representa escuchar una medida proteccionista en boca de la guardiana del libre mercado en la UE, Vestager matiza: “El proteccionismo nunca ha funcionado. Haber abierto nuestros mercados es una de las razones por las que hoy somos más ricos que hace 50 años. Pero nos gustaría que este debate se reflejara en el modo de cómo las empresas europeas hacen negocio en el exterior”. Es decir, protegerse contra países que disfrutan de pleno acceso al mercado europeo pero que no ofrecen las mismas condiciones a las firmas de la UE allí.

El TTIP en el congelador

La comisaria concede que las posibles fórmulas están aún en discusión —y la iniciativa de Macron fue inicialmente recibida con recelos en la Comisión—, pero da algunas pistas sobre esa falta de reciprocidad con otros bloques. “La falta de acceso para empresas europeas a la contratación pública en Estados Unidos es una de las principales razones por las que el TTIP [el tratado comercial que negociaron Bruselas y Washington durante la Administración Obama] está en el congelador”, subraya.

Más allá de la reflexión, la danesa Vestager centra sus esfuerzos en un dossier que ha ganado mucho peso con ella: el cerco a las ayudas fiscales abusivas que conceden los Estados a las empresas. “Es una prioridad. Pero hay que decir que de los 23 Estados miembros que tienen tax rulings [trajes fiscales a medida], algunos lo hacen bien”, asegura la comisaria, sin dar nombres.

Una cautela similar emplea al hablar de las amenazas vertidas por Reino Unido sobre una posible competencia desleal a la UE tras el Brexit. La ex viceprimera ministra de Dinamarca evita anticipar qué hará Bruselas si Londres decide rebajar sus estándares fiscales para atraer a más empresas. En su lugar, amplía el foco: “Es un debate global; hay que asegurar que los beneficios tributen donde se generan”.

Las generalidades derivan en mutismo absoluto al hablar de empresas concretas a las que investiga. Ante los rumores de que pronto decidirá sobre la primera pata del caso Google, el que puede quedar como bandera de su mandato, zanja: “No hago prognosis”.

Más información