Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno analizará la opa de Abertis para decidir si veta la venta de Hispasat

Abertis, pese a la oferta de compra lanzada por la italiana Atlantia, continúa con su plan de hacerse con el 90% de las acciones del operador de satélites

La presidenta de Hispasat, Elena Pisonero, durante la presentacion de un nuevo satelite, el Hispasat 36W-1
La presidenta de Hispasat, Elena Pisonero, durante la presentacion de un nuevo satelite, el Hispasat 36W-1

La oferta de adquisición pública (opa) de la italiana Atlantia sobre Abertis ha vuelto a poner sobre la mesa un viejo contencioso empresarial: el futuro de Hispasat. El concesionario español es el socio mayoritario del operador de satélites pero cualquier cambio en la titularidad tiene que tener el sí del Gobierno, que cuenta con poder de veto. Abertis, además, continúa negociando con la francesa Eutelsat para comprar su participación y llegar así más del 90% del control.

El Gobierno reconoció este martes que tendrá que analizar la opa y dar su autorización a la operación. El Ministerio de Fomento también tendrá que pronunciarse sobre la transmisión de las concesiones de autopistas. “Se analizará Hispasat, que es un activo estratégico para el Gobierno y que tiene su normativa específica”, aseguró el ministro de Economía Luis de Guindos.

En cuanto al resto de los detalles de la oferta, Guindos declinó pronunciarse, al afirmar que el Gobierno "no tiene absolutamente nada que decir" sobre cuestiones de precio de la opa y sólo se dedicará a aplicar la normativa correspondiente de competencias y del mercado de capitales.

El blindaje del Gobierno sobre lo que se refiere a Hispasat viene de la llamada acción de oro, un poder especial en la toma de decisiones sobre sectores estratégicos tras su privatización. España posee el 9,6% de las acciones de la compañía de satélites. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) tiene el 7,41% y el resto es del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

La aprobación tendría que venir por parte del Consejo de Ministros en el caso de que Atlantia consume la oferta amistosa. El grupo catalán tiene actualmente el 57% de las acciones de Hispasat y asumió el control en 2013, después de que el Ministerio de Defensa le vendiera el 16,4% participaciones.

175 millones de beneficio

Más de treinta millones de hogares a lado y lado del Átlántico reciben los contenidos de televisión y radio difundidos a través de los siete satélites del operador español de telecomunicaciones. La compañía, presidida por Elena Pisonero, facturó el año pasado 228,9 millones de euros, un 4,2% más respecto a 2015. Dos terceras partes de sus ingresos provienen del continente americano, donde además tiene una filial portuguesa. El resultado bruto de explotación fue de 175,7 millones de euros (cayó un 1,8% comparado con el ejercicio anterior).

Fuentes de Abertis explicaron que aún siguen negociando la compra del 33% de las acciones de Eutelsat y que el anuncio de la opa no parará esos planes. “Aún trabajamos en el supuesto de la compra de nuestra parte por parte de Abertis”, explicó una portavoz de la compañía francesa. Hace un año, Eutelsat anunció su decisión de ejercer su derecho de venta al resto de socios de la empresa. El plazo para esta posible compra vence el próximo julio.