Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía pide tranquilidad a los depositantes porque el Popular no afecta al sistema

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido, dice que el sistema financiero "es creíble" tras el saneamiento del Gobierno

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido.
La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido. EFE

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, ha lanzado este viernes un mensaje de "tranquilidad" ante la situación del Banco Popular, y ha afirmado que los clientes pueden estar "totalmente tranquilos" porque el "creíble" sistema financiero español no se ve afectado
por el contexto de la entidad financiera.

Así lo ha señalado durante la rueda de prensa para analizar los datos del IPC de abril, que subió tres décimas, hasta el 2,6%, por la Semana Santa, después de que el Banco Popular desmintiese ayer en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que haya encargado la venta urgente del banco y que exista un riesgo de quiebra del banco.


Garrido, informa Europa Press, ha señalado que en ese comunicado la entidad confirma los datos que les ha transmitido al Ministerio de Economía el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España en torno a la solvencia del Banco Popular, que presenta unos ratios regulatorios "superiores a los exigidos".

"Se trata de una entidad privada que ha tenido hace poco tiempo un cambio en la presidencia, ha celebrado una Junta General de Accionistas tras conformar equipo y pone en marcha un proyecto de futuro que puede ir desde una ampliación a una operación corporativa", ha indicado.

En este sentido, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" a los usuarios porque el sistema financiero "no se ve afectado por estas condiciones", ya que, además, el Gobierno ha realizado "un ejercicio sin parangón de saneamiento del sistema financiero, que es creíble y realiza su función".

De esta forma, considera que los clientes pueden estar "totalmente tranquilos porque conceden créditos, han recuperado confianza y no plantean ninguna duda en cumplimiento de niveles regulatorios".

Preguntada sobre si el presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, se ha puesto en contacto con el Ministerio de Economía o directamente con el titular del departamento, Luis de Guindos, Garrido ha apuntado que se trata de una entidad privada y "estará en contacto, como todas las entidades financieras, con su organismo supervisor (Banco de España)".

En el comunicado remitido a la CNMV, Banco Popular también desmentía que el presidente del consejo de administración haya comunicado a otras entidades financieras la necesidad inminente de fondos ante una fuga masiva de depósitos, ante algunas informaciones publicadas.

La venta de grandes inversores

Las acciones del Popular viven en una montaña rusa con continuos altibajos por las noticias sobre su futuro, pero sobre todo, por las posiciones de los grandes inversores. Algunos fondos internacionales tomaron hasta el 12% del capital en las posiciones en denominadas cortas. Es decir, estos inversores toman prestados unos títulos con el compromiso de devolverlos al cabo de un tiempo. Para realizar esta operación, cuando llega un momento determinado, tienen que recomprar en el mercado las acciones que tomaron prestadas y que había vendido apostando por una caída de la cotización. Cuando lo hacen varios fondos a la vez, las compras de títulos provocan fuertes subidas. En el caso del Popular fue de un 32% en cinco sesiones.

Este viernes la cotización arrancó con una caída del 6%, pero ha moderado su descenso hasta el 2,3% a las 13 horas. En Bolsa se está moviendo buena parte del capital del Popular por estos inversores y por otros, como la llegada del grupo chileno Luksic, que ha anunciado que ya controla el 3% del capital. Las acciones del banco presidido por Emilio Saracho se han convertido en no aptas para cardíacos.