Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banco Popular desmiente que “exista un riesgo de quiebra” o que prepare una venta urgente

La entidad señala a la CNMV que sigue preparando su ampliación de capital o una "operación corporativa"

Banco Popular
El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho EFE

El Banco Popular ha realizado un comunicado al regulador bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, en el que niega que esté atravesando problemas de liquidez. La entidad ha explicado que tiene "diversos asesores" para sus planes ya anunciados de una ampliación de capital o "una operación corporativa". Pero niega que sea para realizar una venta urgente. La entidad ha perdido este jueves en Bolsa el 6,64% de su valor, la mayor caída de la jornada en el Ibex 35.

"En relación con la noticia difundida hoy en un medio digital, Banco Popular Español, S.A. desmiente categóricamente que haya encargado la venta urgente del banco. Desmiente que exista un riesgo de quiebra del banco. Desmiente que el presidente del Consejo de Administración haya comunicado a otras entidades financieras la necesidad inminente de fondos ante una fuga masiva de depósitos", dice el comunicado.

La comunicación llega después de que El Confidencial haya publicado esta tarde que había contratado a JPMorgan y Lazard para llevar a cabo una venta urgente "por el riesgo de quiebra" y que trataba de evitar la bancarrota ante "una fuga masiva de depósitos de los clientes". "El artículo por tanto difunde premisas y datos falsos", señala la entidad a la CNMV.

"Al cierre del trimestre, tal y como se informó la semana pasada, el patrimonio neto del banco ascendía a 10.777 millones de euros y la ratio de capital total se situaba en 11,91%, por encima de las exigencias regulatorias. Es falso igualmente que haya datos de la Asociación Española de Banca que manifiesten que el banco perdiera 6.000 millones de euros de depósitos en el mes de enero. Tampoco es cierto que el Banco haya desistido de los procesos de desinversión de activos no estratégicos iniciados, los cuales siguen su curso normal", señala.

Sobre la venta a otra entidad, explica que la estrategia del banco, "comunicada por su presidente en la Junta general ordinaria de Accionistas del día 10 de Abril", se mantiene "invariada", y el banco trabaja en su desarrollo, "el cual incluye la potencial realización de una ampliación de capital o una operación corporativa. A tal efecto, el Banco cuenta con diversos asesores especializados que le apoyarán en el desarrollo de dicha estrategia. Toda la organización de Banco Popular continúa desarrollando su actividad bancaria dentro del marco habitual", añade. El Banco asegura que se reserva el derecho de emprender las acciones legales pertinentes.

Rumores contradictorios en el mercado

No obstante, según fuentes del mercado, Saracho ha mantenido conversaciones con diferentes presidentes de bancos a los que ha planteado la posibilidad de venderles el banco. Este jueves la entidad cayó un 6,64% en Bolsa, aunque en las cinco últimas sesiones acumula una subida del 21%, fruto de los rumores de venta.

Fuentes financieras apuntan que el Popular no está ofreciendo "confianza y seguridad sobre sus planes. Ha dicho que está calculando cuánto capital necesita para cubrir sus provisiones, pero pasa el tiempo y no emite mensajes claros. Saracho es presidente desde enero, pero dice que necesita hasta el verano para concretar los números. Es demasiado tiempo para una entidad que está en el ojo del huracán". Estas fuentes también consideran contradictorio que el presidente mantenga conversaciones con los competidores "si desconoce su verdadero agujero. ¿Cómo se puede negociar si no se puede precisar cuánto vale una entidad?", concluyen.

Más información