Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Contenidos audiovisuales: la gran industria que podría ser

Hay que bloquear las webs que ofrecen contenidos ilegales y sancionar a los proveedores de Internet que vulneren la ley

Contenidos audiovisuales: la gran industria que podría ser

La industria audiovisual y de creación de contenidos es una de las grandes bazas para España, un país con innegable talento para la ficción y con la mejor Liga de Primera División del mundo, por poner dos ejemplos. España debe ser un enorme creador de contenidos en el ámbito internacional por los que valga la pena seguir invirtiendo.

Creadores, proveedores de conectividad, productores, fabricantes de equipos, Administraciones y otros agentes abordamos un problema para el que hay que buscar una solución común y lo más pronto posible: la piratería. En 2016 se produjeron en España 4.128 millones de asaltos a contenidos cuyo valor estimado es de 23.294 millones de euros, según el Observatorio de la Piratería y Hábitos de Consumo de Contenidos Digitales.

De no existir la piratería, en 2016 se habrían creado en la industria casi 22.000 empleos directos más. La piratería ha impedido que Hacienda haya ingresado 361 millones de euros en concepto de IVA, 166 millones en cotizaciones a la Seguridad Social y 49 millones devengados a través del IRPF.

En 2016 se vieron de forma ilegal 122 millones de partidos de fútbol, cuyo valor en derechos supera los 369 millones

En 2016 se vieron de forma ilegal, según la plataforma Coalición de Creadores e Industrias de Contenido y la Liga de Fútbol Profesional, 122 millones de encuentros de fútbol, cuyo precio total en el mercado de los derechos superaría los 369 millones de euros. Estamos hablando de una estafa a gran escala contra el sector audiovisual, por no hablar del cine, la música, los libros o los videojuegos.

¿Cómo hacerle frente? Sentando en la misma mesa a todos los que sufrimos las consecuencias de la piratería y aplicando las medidas que proponen los propios internautas: bloquear el acceso a las webs que ofrecen contenidos ilegales, sancionar a los proveedores de Internet que permitan la comisión de delitos contra la propiedad intelectual, imponer sanciones a los usuarios infractores y desarrollar campañas de concienciación social.

Las nuevas formas de ver la televisión, y, precisamente, los jóvenes, pueden ser la gran palanca para el cambio. Gracias al modelo cuádruple play que integra los servicios telefónicos junto con el acceso a contenidos de televisión, así como a plataformas de “televisión total” como Movistar + y otras, el contenido antes llamado Premium se está democratizando. Los últimos estudios sobre nuevos usos de la televisión arrojan un rayo de esperanza: la disponibilidad de contenido legal, de calidad y a precios razonables disuade de buscar contenido pirata o ilegal.

Nuestro compromiso es continuar avanzando en esta línea, pero la solución definitiva contra la piratería pasa por un gran acuerdo o pacto de Estado. Vale la pena atajar este problema y sumar esfuerzos para que la industria audiovisual y de contenidos pueda seguir invirtiendo y contribuyendo al bienestar de nuestra sociedad a través del entretenimiento.

Luis Miguel Gilpérez es presidente de Telefónica España.