Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIRA DE BARCELONA | CONTENIDO PATROCINADO

La tecnología al rescate de los automóviles

La Fira de Barcelona celebra la edición del salón Automobile con una fuerte apuesta por la revolución digital para impulsar la industria del motor

El Ferrari F12 Berlinetta presentado en una pasada edición del Salón del Automóvil de Barcelona.
El Ferrari F12 Berlinetta presentado en una pasada edición del Salón del Automóvil de Barcelona. EFE

La tecnología y las nuevas formas de consumo en el mundo del automóvil están cambiando la industria del motor de arriba abajo. Esta es la premisa de la nueva edición del salón catalán Automobile, una cita en la Fira de Barcelona entre el 11 y el 21 de mayo próximos que servirá para reflexionar sobre el vehícu­lo del futuro. La organización exprime al máximo el tirón de sus ferias más destacadas, Mobile World Congress y Smart City, y les pide que participen en la feria del coche con el objetivo de impulsar un salón que se bifurca en dos grandes áreas: Connected Hub, centrada en discusiones teóricas y en ejemplos de emprendedores, y Motor Show, la exposición pura y dura. Con todo, la intención de la feria es que el coche siga siendo el protagonista y por eso tiene prevista la presencia de más de 30 marcas. La gran ausente, eso sí, será Volkswagen, que “por motivos internos” no participará, aunque sí lo hará su filial Seat.

Los años duros en el salón han obligado a la organización a renovarse. Así lo reconoció hace unas semanas el presidente de la feria, Enrique Lacalle, que resumió con un “nos hemos reinventado” cómo funcionará la edición de este año, separada en dos partes paralelas.

La primera, convertida en un gran foro tecnológico, contará con la presencia de Google —a través de su marca Waze—, Facebook, IBM, Ericsson u Oracle, entre otras compañías. Por primera vez en Barcelona aterrizará la empresa de coches eléctricos Tesla. En total, unos 70 conferenciantes abordarán todo lo relacionado con la movilidad del futuro.

Gran parte de este evento estará coordinado junto con 4YFN, la plataforma de negocio para emprendedores e inversores impulsada por el Mobile, y allí se presentarán hasta 25 start-ups digitales que desarrollan soluciones de conectividad y movilidad vincu­ladas al mundo del automóvil. Serán las encargadas de explicar cómo el sector muta para afrontar el futuro y lo harán tirando de ejemplos. Tienen presencia asegurada los grandes representantes de la economía colaborativa, Cabify o Blablacar, pero además se podrán ver operadores emergentes.

“Por primera vez grandes empresas quieren crear un ecosistema real para discutir de movilidad y la forma de demostrarlo es que las start-ups tengamos voz. Este es un sector muy tradicional y nuestra labor es precisamente demostrar que las cosas no se pueden hacer como siempre, e incluso que se pueden hacer mejor”, explica Yaiza Canosa, fundadora de la plataforma de paquetería entre particulares y transportistas GOI. Canosa define su compañía como “el Uber de los envíos voluminosos”. Su modelo de negocio consiste en poner en contacto a particulares que necesitan transportar algo con profesionales que coincidan en la ruta y el tiempo deseados por el cliente. Ofrece un precio cerrado en pocos minutos, lo que enlaza con una tendencia creciente en la forma de consumir que tienen los más jóvenes: necesito algo y lo quiero solucionar ya. En esa misma filosofía de consumo se basó Carnovo, un buscador de coches personalizados que rastrea entre concesionarios oficiales el perfil más parecido al vehículo deseado por el usuario, y que también acudirá al Automobile.

En la era de la personalización elevada a la máxima potencia, Ferrán Jover, el CEO de la start-up, se propone transformar el proceso de comprar un vehículo, que en su opinión se ha quedado anticuado. “Hay gente a la que le gusta negociar precios, pero a la mayoría no. Lo que proponemos es un sistema nuevo por el que, desde tu casa, te puedes configurar el coche que quieres y te proporcionamos hasta cinco ofertas, que recibes en 24 horas”, explica. La plataforma tiene un chat que permite interaccionar con los vendedores, de forma parecida a lo que realiza la plataforma Wallapop. No es casual, ya que la empresa surgió hace unos meses de la misma incubadora tecnológica barcelonesa que la app de compras. Se llama Antai y de allí han salido otros éxitos empresariales como Glovo o CornerJob.

La organización aspira con este nuevo espacio a convertirse en un referente mundial que pueda incluso competir con los potentes salones de París o Fráncfort. Sin embargo, no deja de lado la parte histórica del evento, el Motor Show, donde se podrán ver las novedades de las principales marcas como Mercedes-Benz, BMW, Nissan, Renault o Toyota, fabricante que vuelve después de estar ausente en las últimas ediciones.

Fira de Barcelona explica que las marcas tendrán más espacio para exponer los coches, tanto dentro de los pabellones 1 y 8 del recinto de Montjuïc como en el exterior. De hecho, otra de las innovaciones que la organización prepara este año tiene que ver con la experiencia de los visitantes, que tendrán la oportunidad de probar los nuevos automóviles eléctricos o autónomos por las calles que rodean el palacio de congresos, y también lo podrán hacer mediante realidad virtual.

La entidad espera la presencia de 650.000 visitantes, cifra que se alcanzó en 2015 después de años muy duros en los que el salón estuvo en cuestión por las dudas de la patronal de fabricantes ANFAC. Lacalle ve cerrada aquella etapa y cree que la irrupción de la tecnología digital marcará un antes y un después en la historia del salón. “Completa el hecho de que Barcelona sea la capitalidad del móvil”, defiende.

Digitalización

La Fira cree que el nuevo Automobile es “un paso más en el impulso de salones que aborden el impacto social, económico e industrial de la digitalización”. Para justificarlo, recuerda la organización, los vehículos con sistemas de conectividad o vinculados a dispositivos móviles llegarán a las 50 millones de unidades fabricadas durante 2017, mientras que en 2022 se prevé que la cifra crezca hasta los 700 millones de vehículos inteligentes.

El sector automovilístico español, por su parte, tira de datos económicos y se ve a sí mismo con buena salud. En el mes de marzo las matriculaciones han crecido un 12,6%. El país es el ­segundo productor de Europa por detrás de Alemania. En los dos primeros meses del año las exportaciones han aumentado un 3,3%.