Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los beneficios de Google y Amazon crecen con solidez

Microsoft sigue estancada pese a reforzar el negocio de gestión de datos

Ilustración del buscador de Google
Ilustración del buscador de Google REUTERS

Alphabet, Microsoft y Amazon siguen tirando juntas al alza de Wall Street, hasta el punto de elevar al Nasdaq a niveles récord que retaron los peores augurios para las tecnológicas tras la victoria electoral de Donald Trump. Los tres pesos pesados de la economía digital presentaron a la vez resultados trimestrales con los inversores cruzando los dedos esperando que no hubiera sorpresas.

La matriz de Google registró ingresos de 24.750 millones de dólares entre enero y marzo, que le aportaron un beneficio neto de 5.426 millones. Es una mejora del 22% respecto a la cifra de negocio de hace un año y del 38% en la ganancia. El grueso de la facturación le llega por publicidad, con 21.400 millones. El boicot de anunciantes como Coca-Cola o Walmart no afectó a su crecimiento.

Alphabet se convirtió el pasado lunes en la segunda compañía cotizada en superar los 600.000 millones de valoración bursátil. Se apreció más de un 10% en lo que va de año. La mayor compañía por capitalización sigue siendo Apple, que se acerca a los 755.000 millones. La tercera mayor compañía en Wall Street es Microsoft, con una valoración de 523.000 millones.

La dueña del sistema operativo Windows se revalorizó un 9% este año. Las cuentas muestran que sigue estancada pese a que refuerza los servicios a empresas. En su caso mantuvo los ingresos en los 23.560 millones, por el lastre de la computación personal, con las ventas de los dispositivos de la gama Surface cayendo un 26%. Microsoft elevó sin embargo el beneficio un 27%, a 4.800 millones.

La cuarta compañía cotizada es otra tecnológica, Amazon. Sigue a distancia a las tres de cabeza con una valoración de 441.000 millones. Se apreció casi un 25% este año pese a que ese crecimiento sigue haciéndose a costa del beneficio. Jeff Bezos, su consejero delegado, muestra ahora más disciplina con el gasto, pero el arranque del ejercicio suele ser el más intenso en inversiones.

El portal de comercio electrónico registró ingresos de 35.700 millones, un 23% más que hace un año. El beneficio fue de 724 millones, un 41% más alto. Amazon está en proceso de expandir su servicio Prime fuera de EE UU. El negocio internacional representa una tercera parte de la facturación global. También apuesta fuerte por China, donde contempla sumar capacidad para su flota de aviones.

Amazon es el rival a batir también en el negocio de la gestión de datos, donde trata de recortarle distancia Microsoft. Esa división le generó 3.600 millones en ingresos. Representa un incremento del 42% en el año , pero el ritmo de la expansión lleva siete trimestres desacelerándose. En el caso de Microsoft el incremento fue del 11%, gracias a que Azure dobló en un año.