Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
DÉFICIT PÚBLICO

El déficit del Estado se reduce un 44% en el primer trimestre al recaudar más

El desvío presupuestario del conjunto de administraciones, excepto ayuntamientos, alcanza el 0,95% hasta febrero

Un moneda de un euro acuñada en España.
Un moneda de un euro acuñada en España. EFE

El fuerte incremento de la recaudación tributaria, las menores transferencias entre administraciones públicas y la caída de los intereses de la deuda han permitido al Estado español reducir un 43,8% el déficit durante el primer trimestre del año, hasta situarlo en 5.659 millones de euros, una cuantía equivalente al 0,49 % del PIB.

El Ministerio de Hacienda ha difundido este jueves los datos de ejecución presupuestaria hasta marzo. En este periodo, el Estado registró un superávit primario —sin gastos financieros de 651 millones de euros.

En la batería de cifras que el ministerio ha publicado este jueves se incluye la del déficit consolidado de las administraciones públicas —sin incluir los Ayuntamientos, que registran superávit se situó en 10.980 millones, equivalente al 0,95% del PIB. 

En los dos primeros meses del año, la Administración Central registró un déficit del 0,97% del PIB y la Seguridad Social, un superávit del 0,11%. Las comunidades presentaron un déficit del 0,07%, lo que supone un 12,1% menos que el mismo periodo del año precedente.

La ejecución presupuestaria del Estado, que incluye datos hasta marzo, arroja un incremento de los ingresos públicos del 1,6%, impulsados por la recaudación tributaria, que crece un 3,2%.

Este crecimiento se explica por el aumento de los ingresos por IVA, del 5,2%, gracias a la inflación y la limitación de los aplazamientos, el IRPF, del 2,7%, animado por los mayores salarios y pensiones. Los ingresos por impuesto de sociedades ascendieron a 598 millones de euros, un 29,7% menos, aunque estos datos son poco representativos, dado que el primer pago fraccionado se realiza en abril. Respecto al resto de impuestos evolucionaron al alza hidrocarburos, electricidad y primas de seguros, mientras que el impuesto del tabaco redujo sus ingresos.

En este trimestre también bajaron los ingresos por cotizaciones sociales y los enmarcados dentro del capítulo de otros recursos, fundamentalmente por la caída de los dividendos del Banco de España.

En lo que respecta a los gastos, se redujeron un 7,4% entre enero y marzo, principalmente gracias a las menores transferencias corrientes entre administraciones públicas, sobre todo fondos de la Seguridad Social, Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y sistema de Seguridad Social. 

En cambio, las transferencias a las comunidades autónomas se incrementaron en un 0,5% debido a las mayores entregas a cuenta del sistema de financiación. También contribuyó a la reducción del gasto la caída de los pagos por intereses de la deuda, que bajaron un 10,2% hasta los 6.310 millones, lo que implica un ahorro de 715 millones.

Otros elementos significativos fueron las menores aportaciones a la Unión Europea y, en menor medida, la bajada de los gastos corrientes y remuneración de asalariados.

La ejecución presupuestaria también revela datos trimestrales de la Seguridad Social, que en este periodo registró un superávit de 2.708 millones de euros, una cifra un 20,3% inferior a la del mismo periodo de 2016 y equivalente al 0,24% del PIB. La Seguridad Social registra superávit durante los primeros meses del año hasta junio por la paga extra, a partir de entonces se desequilibran las cuentas de tal forma que al cierre del ejercicio registra un déficit equivalente al 1,6% del PIB.

El objetivo de déficit público pactado con Bruselas para este ejercicio es del 3,1% del PIB para el conjunto de las administraciones públicas, distribuido entre administración central (1,1%), Seguridad Social (1,4%) y comunidades autónomas (0,6%), y las corporaciones locales no pueden incurrir en déficit, aunque al cierre del ejercicio por la aplicación de la regla de gasto —otro de los límites presupuestarios— registran un superávit equivalente al 0,5% del PIB.