Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así será el turismo en España en 2017: más turistas, precios más altos y hoteles renovados

Siete de cada diez directivos del ramo esperan que el sector crezca más que en 2016, según Deloitte

Un grupo de turistas en los Reales Alcáceres de Sevilla.
Un grupo de turistas en los Reales Alcáceres de Sevilla.

El sector turístico en España no ha tocado techo. Este año ha comenzado mejorando los registros de 2016, a pesar de que se trata de un ejercicio histórico. El sector prevé para 2017 la llegada de más turistas, precios hoteleros más altos y mejoras en los servicios que se ofrecen. El optimismo en el sector es generalizado y siete de cada diez directivos (en concreto, un 67%) del ramo esperan un crecimiento superior al del último año, según una encuesta realizada por la consultora Deloitte.

"Las empresas del sector tienen que analizar bien cuánto están dispuestos a pagar los clientes por sus servicios", ha explicado este miércoles César Bengoechea, gerente sénior de Deloitte, en la presentación del informe Expectativas Turismo 2017. El pasado ejercicio, los directivos del ramo ya anticiparon que el crecimiento de esta industria sería bueno. E incluso se quedaron cortos, ya que un 73% de los encuestados al acabar el ejercicio aseguran que la evolución del sector ha sido mejor o mucho mejor de lo esperado.

Al buen comportamiento del turismo español ayuda, además de la situación de inseguridad que se vive en los países competidores (sobre todo los del norte de África y Turquía), la mejora de la economía internacional y nacional. De hecho, entre las perspectivas de mejora de la economía, el 60% de los encuestados estiman que España crecerá más de lo que conseguirá la economía mundial. "Esto repercutirá positivamente sobre el desarrollo del sector turístico nacional", dice el informe.

De esta forma, como ha explicado el gerente sénior de Deloitte, la clave para el turismo español está en la mejora de los ingresos. "La ocupación ha aumentado en los últimos 20 años y estamos en cifras récord. Lo importante ahora es mejorar los ingresos a través de los precios, no de más llegada de turistas", ha argumentado Bengoechea. Algo que se tiene que conseguir mediante la mejora de los servicios y renovación de los hoteles.

En la encuesta realizada por Deloitte han participado 70 directivos del sector hotelero (58%), distribución (15%), transporte (13%) y del resto de la industria (14%). Por segmentos, según los altos cargos del sector, el turismo de ocio y el de negocio crecerán, al menos, lo mismo que en el último ejercicio, dice el estudio de la consultora Deloitte.

Incremento de las tarifas hoteleras

La perspectiva es que las tarifas de los hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas experimenten un incremento medio del 10% en 2017 con respecto a 2016, según la encuesta. Esto confirma los principales retos que destacan los consejeros delegados del ramo: mejora del margen operativo, incremento de los ingresos y gestión de la marca y el talento.

"Según el INE, la ocupación del pasado año aumentó cerca de tres puntos porcentuales alcanzando un promedio del 63%. El índice de precios hoteleros muestra igualmente un continuo crecimiento de los precios en todos los meses para todas las categorías, habiendo aumentado un 10,5% en el agregado anual en los últimos dos años", afirma el informe.

A esta tendencia alcista de los precios influye las mejoras y renovaciones hoteleras. En 2016, el sector ha vuelto a atraer por segundo año consecutivo más de 2.000 millones de euros en inversiones en el sector hotelero. Entre las operaciones más importantes destacan la compra del Hotel Villamagna, en Madrid, por parte de Dogus group, y el hotel Pullman Barcelona Skipper por parte del Fondo de inversión Luxemburgo, entre otros.

Más información