Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Airef cree que la recaudación de IRPF de los presupuestos está sobrevalorada

El presidente de la institución, José Luis Escrivá, considera como "factible" conseguir el objetivo de déficit público del 3,1% del PIB este año

Comparecencia de Jose Luis Escriva, en el Congreso.
Comparecencia de Jose Luis Escriva, en el Congreso.

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, ha comparecido este miércoles en la Comisión de Presupuestos del Congreso para valorar la idoneidad de las cuentas públcias de este año. Tras analizar con detalle los Presupuestos de 2017 concluye que es "factible, aunque ambicioso y exigente" alcanzar el objetivo de déficit público del 3,1% del PIB comprometido con Bruselas. "Los presupuestos tienen un grado de verosimilitud mayor que en años anteriores", ha apuntado el responsable de la instituación encargada de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Las administraciones públicas españolas tienen que reducir los números rojos desde una cuantía equivalente al 4,33% del PIB al 3,1% del PIB, lo que implica un ajuste de alrededor de 14.000 millonesde euros, el mayor desde 2012. Buena parte del mismo, llega por la fuerza del ciclo económico que impulsa los ingresos públicos. Las cuentas ya incorporan un recorte del gasto del Estado de 5.000 millones que arrastra de las cuentas del año pasado, cuando el Ejecutivo aprobó un acuerdo de no disponibilidad de gasto y adelantó a septiembre el cierre presupuestario de los ministerios.

"El crecimiento de los ingresos tributarios, la disminución de la carga financiera de la deuda pública y una política de consolidación del gasto deberían permitir realizar el grueso del ajuste", explica la institución.

El proyecto de Presupuestos que ha presentado el Gobierno en el Parlamento prevé un aumento de los ingresos tributarios del 7,9%. Aunque numerosas instituciones y centros privados de análsis han advertido de que esta estimación está sobrevalorada porque creen que los impuestos no recaudarán tanto, el presidente de la Airef opina que son "factibles" por el fuerte crecimiento nominal de la economía (la suma del PIB más la inflación).

Escrivá explica que mientras que la previsión de recaudación de IRPF está sobrevalorada —"es un pronóstico optimista"— en el resto de las grandes figuras tributarias, IVA y Sociedades,  concluye que se podrán alcanzar los niveles de recaudación planeados en los Presupuestos. "Este año por el lado de los recursos deberíamos estar en línea con lo presupuestado o ligeramente por debajo pero no con esas distancias de años anteriores".

No obstante, el responsable de velar por la sostenibilidad de las cuentas públicas ha advertido que realizará un seguimiento mensual de la recaudación para advertir de posibles desviaciones en caso de que se produzcan para que el Ejecutivo pueda tomar las medidas necesarias para no desviarse de la senda de consolidación fiscal.

Seguimiento de la recaudación

La Airef ha explicado que pese a que es factible el objetivo de déficit del 3,1% si se analizan cada uno de los subsectores se encuentran diferencias. Así mientras que es improbable o difícil que la Administración central y la seguridad Social alcancen sus objetivos presupuestarios, concluye que las corporaciones locales y las comunidades autónomas podrán lograrlos con cierta facilidad.

"La probable desviación de la Administración central y la Seguridad Social puede compensarse con el superávit ue registren las corporaciones locales", explica la Airef. Por eso, Escrivá recomienda a los parlamentarios que hagan una distribución de los objetivos de déficit más adecuado entre los diferentes subsectores de las admistraciones públicas ya que existe una falta de adecuación a la situación financiera de las entidades locales.

Difícil para la Seguridad Social y la Administración Central

El responsable del organismo público considera que el hecho de que el Gobierno atribuya un objetivo de déficit del 0% a las entidades locales obvia el cumplimiento de la regla de gasto y distorsiona el reparto de los objetivos de déficit entre el resto de las administraciones. Es decir, que la Airef recomienda que en la fijación de los objetivos a las diferentes administraciones se establecezca que los Ayuntamientos tienen que registrar superávit por el cumplimiento de la regla de gasto lo que permitiría adjudicar a la Seguridad Social y a la Administración central metas más realistas que las que tienen actualmente que son dificilmente alcanzable.

Escrivá recomendó también al Gobierno que fije objetivos de estabilidad individualizados a las comunidades autónomas. Advirtió de la gran disparidad que existe entre las diferentes autonomías. Avisó de que Cantabria, Extremadura y Murcia incumplirán probablemente las meta de déficit para este año, en el 0,6% del PIB a pesar de que este año las comunidades recibirán más recursos que antes de la crisis. Para estas tres comunidades, recomensó un plan plurianual creibel de reducción de los números rojos.

Para la Comunidad Valenciana y Navarra, sobre los que apuntó que existe riesgos de incumplimientos aunque menores que en las anteriores territorios, aconsejó ajustar sus presupuestos para compensar los riesgos en los gastos y en los ingresos.