Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trump niega el permiso a Exxon Mobil para evitar las sanciones contra Rusia

La petrolera necesitaba la excepción para completar el proyecto conjunto que tiene con Rosneft en el mar Negro

Donald ExxonMobil
Refinería de Exxon Mobil en California AP

La administración de Donald Trump responde con un no rotundo a la petición de Exxon Mobil para obtener un permiso especial que le permita evitar el régimen de sanciones contra Rusia y así completar el proyecto que tiene con Rosneft en el mar Negro. El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, deja claro que no habrá excepciones ni para la petrolera ni para cualquier otra compañía.

Exxon Mobil necesitaba este permiso para poder operar sin ser objeto de una reprimenda. El acuerdo con Rosneft se anunció hace cinco años, cuando Rex Tillerson, actual secretario de Estado, era consejero delegado de la mayor petrolera cotizada el mundo. La joint venture se creó, tras una compleja negociación, para explorar y explotar los yacimientos de hidrocarburos en el mar Negro y en el Ártico.

La negativa del Tesoro, el guardián del régimen de sanciones, no es una sorpresa a la vista de las tensiones que hay entre Washington y Moscú, como el conflicto en Siria. Los legisladores en el Capitolio, además, quieren reforzar las sanciones por haber tratado de interferir en las elecciones presidenciales. “¿Están locos?”, comentó el senador John McCain al conocer las intenciones de Exxon Mobil.

Exxon llevaba más de dos décadas operando en Rusia. Pero las relaciones con Rosnef quedaron estancadas en 2014, tras la Unión Europea, Estados Unidos y otras potencias occidentales decidir imponer sanciones a Rusia por el conflicto en Ucrania. Tillerson, que decidió aparterse durante dos años de cualquier decisión relacionada por la petrolera, expresó como ejecutivo su "gran ansiedad por retomar el trabajo".