Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una torre de 250 millones de dólares culmina la apuesta de BBVA por Argentina

El presidente, Francisco González, lanza un apoyo rotundo apoyo a Macri en la inauguración

La nueva torre del BBVA en Buenos Aires.
La nueva torre del BBVA en Buenos Aires.

Las empresas españolas coparon en los 90 los sectores clave de la economía argentina. BBVA fue una de las que más apostó hasta convertirse en el tercer banco del país, con una enorme presencia en la economía argentina y en patrocinios clave, hasta el punto de que su marca está en la camiseta tanto de Boca Juniors como de River Plate. Durante los años del kirchnerismo hubo muchas tensiones, pero BBVA y otras multinacionales españolas decidieron quedarse y lograron muy buenos resultados. Sin embargo, tenían dificultades para repatriar los dividendos por los controles del Gobierno, así que apostaron por reinvertirlos en edificios. Y fruto de esa realidad económica y de la apuesta del banco por Argentina ha surgido un moderno coloso de 33 plantas sin despachos y con la tecnología más avanzada en el corazón financiero de Buenos Aires, al borde del Río de la Plata. Casi 250 millones ha costado el coloso, inaugurado el jueves por Francisco González, el presidente del BBVA.

González, acompañado por la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, lanzó un apoyo sin matices al giro político de Mauricio Macri. “Quiero felicitar al actual gobierno argentino por su liderazgo en un nuevo rumbo en materia económica, que ha implicado tomar decisiones difíciles, pero necesarias”, aseguró. Antes, el ejecutivo visitó a Macri en la Casa Rosada.

El presidente del BBVA, Francisco González, en la inauguración en Buenos Aires.
El presidente del BBVA, Francisco González, en la inauguración en Buenos Aires. EFE

“No hay atajos para hacer las cosas bien en poco tiempo. Por eso quiero hacer una mención a una nueva forma de gobernar con transparencia”, insistió González. Y Michetti devolvió las gentilezas: “Este edificio es una apuesta muy importante a esta Argentina que genera muchos cambios importantes para fortalecer el crecimiento y generar oportunidades para todos”. La vicepresidenta lamentó que a Argentina “se la ve muy bien afuera, pero adentro debe lidiar con los escollos del día a día”, en referencia a los conflictos sindicales y las protestas ante una economía que no termina de despegar.

El banco opera en Argentina bajo la marca BBVA Francés, tras adquirir en 1996 el Banco Francés del Río de la Plata, fundado en 1886 y hoy la entidad privada en funcionamiento más antigua del mercado argentino. Tiene en la actualidad 251 sucursales y más de dos millones de clientes. Unos 1.900 empleados de los 6.400 que conforman su plantilla trabajarán en el nuevo edificio corporativo, una torre de 33 pisos que ya tiene su lugar en el sky line de la ciudad, 23 de los cuales serán de uso exclusivo del banco. La nueva sede “es la representación más evidente de nuestro compromiso por el país y su desarrollo y de nuestra mirada hacia el futuro. Es nuestro orgullo colectivo y nuestra identidad el cielo de Buenos Aires”, dijo González. La torre BBVA de Buenos Aires se suma a los proyectos de edificios de última tecnología en Madrid, Ciudad de México, Houston, Londres, Santiago de Chile y Lima.

Más información