Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPA

La italiana Atlantia sopesa una opa sobre Abertis

La CNMV suspende la cotización de la empresa española de infraestructuras

Peaje de la AP 7, de Abertis, en Martorell.
Peaje de la AP 7, de Abertis, en Martorell.

El grupo italiano de infraestructuras Atlantia, concesionario de autopistas y aeropuertos, “explora” una operación corporativa con Abertis. La compañía española admitió ayer los contactos luego de que la CNMV suspendiera su cotización después de que sus acciones se dispararan un 6%. Atlantia aseguró en un comunicado que el acercamiento es “preliminar” y que una posible oferta pública de adquisición (opa) no ha sido debatida en el consejo de administración.

Tras la suspensión en parqué madrileño, el grupo concesional comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la empresa propiedad de la familia Benetton le había manifestado su interés en una operación corporativa “sin que hasta la fecha se hayan concretado los términos de la misma”. Atlantis, por su parte, emitió una nota de prensa en la que aclaró que solo había expresado un “interés muy genérico y preliminar para examinar proyectos conjuntos” y que no era un tema que estuviera en discusión en los órganos corporativos de la empresa. La fusión de ambas concesionarias estuvo sobre la mesa en 2006, pero finalmente se frustró por los obstáculos del Gobierno italiano.

Los rumores del acercamiento le permitieron a Abertis apuntarse hasta la suspensión de la cotización una de las mayores subidas del Ibex 35, con un alza del 6,6%. La acción se colocó en los 16,30 euros, por lo que la valoración bursátil ascendía a más de 16.000 millones de euros. La propuesta de Atlantia, sin embargo, no fue recibida con entusiasmo en la Bolsa de Milán, donde dominaron las órdenes de venta y sus títulos cayeron un 3,3%, hasta los 23,20 euros. Su capital bursátil es de más de 19.000 millones de euros. Atlantia ha logrado superar en tamaño a Abertis después de que el grupo español se desprendiera en dos operaciones de sus divisiones de aparcamientos y centros logísticos (Saba) y de infraestructuras de telecomunicaciones (Cellnex). Pero en la práctica se trata de dos grupos de dimensiones muy similares.

Acciones y dinero

La compañía de la familia Benetton sopesa ejecutar la operación a través de una oferta en acciones y dinero en efectivo, según informó ayer el Corriere della Sera. Detrás del movimiento estaría el interés de los italianos por diversificar territorialmente el negocio, muy dependiente de su mercado interno. El grupo está presente también en Brasil, Chile, India y Polonia y tiene la concesión de 5.000 kilómetros de autopistas de peaje en Italia. Además, opera los aeropuertos romanos a través de su filial Aeroporti di Roma y otros tres en Francia. Abertis, por su parte, está enfocada en el país galo (su principal fuente de ingresos), España, Brasil y Chile, básicamente.

Hace poco más de una década, ambas empresas habían sondeado la posibilidad de una fusión, que finalmente no llegó a buen puerto por las trabas impuestas por el ministerio italiano de Fomento. Ante el fracaso de la operación, la compañía que ahora dirige Francisco Reynés decidió vender por unos 630 millones de euros el 6,68% del capital que tenía en Atlantia, con lo que daba por imposible una eventual inversión en el mercado italiano.

Hace un año, sin embargo, la empresa controlada por Criteria Caixa (la filial de La Caixa tiene el 22% del accionariado) volvió a poner sus ojos en el país transalpino. Tras pactar el desembolso de 594 millones de euros hasta 2023 se hizo con el 54,4% de las participaciones de A4Holding, la compañía que controla la autopista A-4, que une Padua y Brescia. Ahora posee el 59%.

Más información