Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jeff Bezos venderá 1.000 millones de dólares en acciones de Amazon al año para financiar su aventura espacial

"Es un largo camino y estoy feliz de invertir en él", señala el magnate, poseedor de la tercera mayor fortuna del mundo

El fundador de Amazon Jeff Bezos, montado en una cápsula 'New Shepard'.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, ha declarado este miércoles que está vendiendo alrededor de mil millones de dólares en acciones del gigante del comercio online al año para financiar Blue Origin, la compañía con el que quiere revolucionar la industria aeroespacial. Blue Origin tiene como objetivo lanzar viajes espaciales de 11 minutos a partir del próximo año y tenía previsto comenzar los vuelos de prueba este mismo 2017, pero probablemente se aplazará al próximo año, ha adelantado Bezos en el 33º Simposio Espacial Anual de EE UU en Colorado Springs.

"Mi modelo de negocio ahora mismo para Blue Origin es vender alrededor de mil millones de dólares en acciones de Amazon por año y lo uso para invertir en Blue Origin", ha señalado Bezos, presidente ejecutivo de Amazon y dueño de The Washington PostEn última instancia, su plan es que Blue Origin se convierta en una empresa autosuficiente, con el objetivo a largo plazo de reducir los costes de los vuelos espaciales para que millones de personas puedan vivir y trabajar fuera de la Tierra, ha añadido el empresario.

Bezos es el mayor accionista de Amazon, con 80,9 millones de acciones, según datos de Thomson Reuters. Al precio al cierre del miércoles de 909,28 dólares por título, Bezos tendría que vender 1.099.771 para cumplir con su promesa. Las acciones totales de Amazon de Bezos, que cuenta con una participación del 16.95% en la compañía, valen 73.540 millones al precio de cierre del miércoles.

Por el momento, Blue Origin, con sede en Kent (Washington), está trabajando en vuelos suborbitales y mucho más cortos. No ha comenzado a vender billetes ni a fijar precios para montar a bordo de una de sus cápsulas reutilizables de seis pasajeros, conocidas como New Shepard. El cohete y la cápsula están diseñados para llevar a los pasajeros a una altitud de más de 62 kilómetros por encima del planeta para que puedan experimentar unos pocos minutos de ingravidez y ver la curvatura de la Tierra contra la negrura del espacio. 

En el simposio, Bezos ha mostrado una maqueta de su cápsula, con seis asientos reclinables, cada uno con su propia ventana. También ha enseñado un cohete que se retiró en octubre después de haber realizado cinco vuelos.

La compañía de Bezos compite, en esta nueva era espacial, con SpaceX, la empresa del magnate Elon Musk. Como Musk, Bezos opina que la reutilización es la clave para reducir el precio de los vuelos espaciales. La semana pasada, SpaceX volvió a lanzar un cohete para poner una nave espacial en órbita.

"El enfoque de ingeniería es un poco diferente, pero los proyectos son muy parecidos", ha señalado Bezos de Musk. Blue Origin está desarrollando un segundo sistema de lanzamiento para poner en órbita satélites, y eventualmente personas, similar al Halcón 9 de SpaceX y su cápsula Dragon. El coste para ese sistema, conocido como New Glenn, será de 2.500 millones. 

Todavía no hay una estimación de cuánto invertirá Bezos en Blue Origin pero en el simposio ha prometido que será todo lo necesario. "Es un largo camino para llegar hasta allí y estoy feliz de invertir en él", ha sentenciado Bezos que, según la revista Forbes, tiene un patrimonio de 72.800 millones de dólares (67.755 millones de euros), el tercero mayor del mundo y con el que ha relegado a Amancio Ortega a la cuarta posición

Más información