Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presupuesto educativo 2017 sube el 1,7% y se mantienen las becas

El gasto global es de 2.525 millones de euros, con un 0,3% má. Se recupera con la mitad de fondos el programa contra el fracaso escolar

El Estado destinará un poco más de dinero en 2017 a la educación. Son 2.525 millones de euros, con un 1,7% de subida. El incremento es más modesto que en el ejercicio anterior y queda lejos de los años previos a los recortes cuando las cuentas superaban los 3.000 millones. El grueso se destina a becas generales y de movilidad, que experimenta una leve subida de 1.416 a 1.420 millones (0,3%). El PP recupera el programa contra el fracaso escolar que fulminó durante la crisis, aunque con la mitad de fondos que tenía entonces y centrado en la ofrmación del profesorado para reforzar a los alumnos.

Un maestro en un aula de primaria.
Un maestro en un aula de primaria.

Con las competencias transferidas, y la mayoría de los gastos educativos asumidos por las comunidades autónomas, casi todo el presupuesto nacional de Educación es para becas, un 60% del total. La partida global de las ayudas asciende a 1.523 millones, un 1,39% más que el año pasado. Incluye fondos para el programa de intercambio europeo Erasmus+ o el de aprendizaje de lenguas extranjeras.

También suben las ayudas para libros y material escolar, que el Gobierno recuperó el año pasado tras dejarla casi a cero durante la crisis. La cuantía se dobla hasta 50 millones de euros aunque aún queda lejos de los 100 millones previos al recorte. El proyecto de presupuestos prevé 30 millones para un plan contra el fracaso escolar que el Gobierno negoció con Ciudadanos, y que pretende dar respuesta a unas tasas de repetición de curso que sitúan a España a la cabeza de la OCDE. En este caso supone de nuevo desandar el camino andado.

El PP eliminó en 2013 el llamado plan PROA (Programa de Refuerzo Orientación y Apoyo), que contaba entonces con el doble de presupuesto. Su compromiso inicial con sus socios de Ciudadanos era también destinar 60 millones a esta nueva iniciativa, que finalmente queda en la mitad y que se destinará a formación, perfeccionamiento y movilidad del profesorado para reforzar a los alumnos.

El gasto global previsto en educación representa el 0,7% del total presupuestario del Estado, igual que en 2016. El año pasado el presupuesto subió un 9,3% (hasta 2.483,9 millones), en gran parte por los 362,03 millones previstos para financiar la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en las comunidades autónomas. La ley, que ya ha llegado a todos los cursos escolares, está ahora en revisión. En el Congreso hay una subcomisión desde principios de año para cerrar un pacto de Estado que debería culminar, si todo marcha bien, con una nueva ley educativa.

La implantación total de la reforma educativa ahora en cuestión costaría 2.164 millones de euros hasta 2020, según las estimaciones de Educación. Este año hay previstos al menos 60 millones dentro del presupuesto de secundaria para implantar los itinerarios. Además se ha reducido a 500.000 euros el dinero para escolarizar en castellano, incluido en una disposición adicional de la LOMCE diseñada especialmente para Cataluña. La partida comenzó siendo de cinco millones.

Más información