Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sareb vendió 14.000 inmuebles en 2016 y pondrá en el mercado 1.500 viviendas al año

El banco malo perdió 663 millones el año pasado por el aumento del pago de comisiones, impuestos, comunidad y gastos financieros

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen.
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. EFE

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida como banco malo, vendió en 2016 un total de 14.097 inmuebles, un 25% más que el año anterior, según ha explicado hoy su presidente, Jaime Echegoyen. Entre la venta de inmuebles y otros activos, la entidad ingresó 3.923 millones de euros, un 1% más que en 2015, insuficiente, en todo caso, para enjugar las pérdidas, que se sitúan en 663 millones por las comisiones a las cuatro empresas inmobiliarias que les ayudan a vender (servicers, Altamira, Haya, Solvia y Servihabitat), impuestos, gastos de comunidades de vecinos y los gastos de financiación de su deuda.

Echegoyen ha celebrado el "entorno claramente favorable" para el mercado de la vivienda que ha permitido a la Sareb vender en 2016 esos 14.000 inmuebles (el 85% viviendas, el 10% suelo y el 5% inmuebles de uso terciario). Esos inmuebles le reportaron 1.050 millones (el 27% de sus ingresos, un porcentaje creciente, ha destacado Echegoyen), así como deshacerse de préstamos y otros activos financieros por 2.846 millones de euros. En total sus ingresos crecieron un 1%, hasta 3.923 millones de euros. Pese a ello, la entidad perdió 663 millones, dado que las ventas generaron un margen de 664 millones, insuficiente para cubrir 683 millones de gastos operativos (comisiones a los distribuidores que ayudan a vender activos, impuestos que pagan los inmuebles y pagos a las comunidades de vecinos donde se sitúan esos inmuebles) y otros 558 de costes financieros de la deuda.

El margen de 664 millones es casi la mitad de los 1.237 millones del año anterior. ¿Por qué se reduce este margen? Porque este año se ha acelerado la venta de activos con minusvalías, es decir, aquellos que ahora tienen un precio inferior al que se compraron. Echegoyen ha considerado importante no dejar los peores activos para el final, sino ir vendiendo al mismo tiempo los que tienen plusvalías y los que no en aras del "equilibrio" y siempre "velando por que la cuenta de resultados vaya hacia donde tiene que ir". Un tercio de los activos vendidos en 2016 correspondían a activos con minusvalías, muchos de ellos con "poco potencial de revalorización", como prestamos sin garantías, lo que ha contribuído a "limpiar" parte de la cartera.

Gracias a las ventas, en 2016 la entidad canceló deuda por 2.170 millones. En los casi cuatro años transcurridos desde su creación, la Sareb ha amortizado 9.856 de los 50.781 millones de deuda con los que vio la luz, un 19,4%, gracias a la venta de 50.000 inmuebles, lo que lleva a Echegoyen a confiar en que la entidad podrá cumplir el propósito fundacional, que es el de liquidar antes de 2027, fecha de su liquidación, todos los activos tóxicos que tuvo que adquirir de los bancos al estallar la burbuja inmobiliaria. Incluso aspira Echegoyen a que la sociedad llegue a ser rentable, aunque llama a "olvidar" la cifra del 14% de rentabilidad que se estableció en un principio.

Promotor de vivienda

La buena marcha del sector inmobiliario permitió a Sareb poner en marcha 13 promociones inmobiliarias repartidas por toda España, un total de 770 viviendas, y finalizar 19 obras paradas (19 promociones, 386 viviendas) que saldrán en breve a la venta. Echegoyen piensa seguir con esa estrategia de dar prioridad a la cartera inmobiliaria frente a la de otros activos y se fija como objetivo la promoción de 1.500 viviendas nuevas al año hasta el final de su mandato en 2027, mediante la promoción de nuevos suelos y la finalización de obras paradas -adquirió en su nacimiento. Según el presidente de Sareb, la entidad tiene ya unas 4.000 "en vuelo", es decir, en proceso de construcción.

Para acelerar también la venta de activos financieros (préstamos principalmente), la Sareb pondrá en marcha este verano un "portal de transparencia", una "escaparate online" donde se expondrán los préstamos que tiene en su cartera. "Es díficil vender un préstamo", ha reconocido Echegoyen, por lo que este portal, dirigido a inversores profesionales, debe ayudar a "dar visibilidad" a esos activos y facilitar su venta. Echegoyen ha tasado en 1,1 billones de euros el valor de los activos de este tipo repartidos por Europa y a abogado por plataformas como las que Sareb va a poner en marcha para reducir esa gran cartera conflictiva.

Más información