Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La negociación entre patronal y sindicatos de la estiba se estanca en la subrogación de los contratos

El Gobierno confiaba en que se alcanzara un acuerdo esta semana que desbloqueara la reforma

Reunión entre patronal y sindicatos de la estiba, hoy.
Reunión entre patronal y sindicatos de la estiba, hoy.

La negociación entre patronal y sindicatos de la estiba se ha estancado este jueves en la subrogación de los estibadores. El Gobierno, optimista con la idea de que podía haber un acuerdo esta semana, esperaba un pacto que desbloqueara la reforma del sector en el Congreso. Sin embargo, la patronal Anesco ha realizado una propuesta en la que modifica los términos del convenio colectivo actual que los sindicatos han rechazado de plano. “Esto imposibilita que haya un acuerdo sobre la subrogación de los trabajadores”, ha dicho Antolín Goya, representante sindical.

La propuesta presentada por la Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) recoge, entre otros puntos, una reducción del 30% del coste de las operaciones. “Serían condiciones que no existen en los puertos europeos”, ha asegurado Goya. También incluye que las jubilaciones serán forzosas para los que cumplan los requisitos marcados en la propuesta del Gobierno y la potestad de las empresas de organizar la actividad de los trabajadores portuarios, lo que supondría una modificación de la duración de la jornada laboral y flexibilidad de horarios. “Sabíamos que esto iba a ocurrir. Lo que quieren es que todos los trabajadores tengan las condiciones que se pacten ahora”, ha afirmado Goya.

Así, la negociación se ha encallado por enésima vez. Después de un mes y medio de reuniones, eso sin contar los encuentros que ya mantuvieron en los dos años previos, el acuerdo sigue lejos. “No hay que dramatizar. Esta es la evolución normal de una negociación”, ha dicho al término de la reunión el mediador Marcos Peña, presidente del Consejo Económico y Social (CES). La próxima semana las partes retomarán la negociación.

Con esta nueva contrapropuesta empresarial, la subrogación, que era el principal escollo para alcanzar un acuerdo, no se garantiza. Otro de los obstáculos que provoca un distanciamiento entre las partes es el hecho de que los trabajadores que continúen lo harían con nuevas condiciones laborales y no con las actuales. Es decir, se garantizaría solo una parte de los empleos, pero con nuevos contratos. Una nueva relación laboral que los sindicatos definen como precaria. “La posición del ministro avala esta postura de la patronal”, ha afirmado Goya.

Los sindicatos, que han acabado el encuentro contrariados, mantienen su petición de que el Gobierno debe garantizar por ley la subrogación. Eso sí, el discurso ha cambiado en los últimos días y la demanda es que se recoja por ley, no en el decreto como única opción. Por ello, hace referencia a la ley que en el 2014 recoge el convenio sectorial que se alcanzó con Aena. “Se puede hacer por ley como ocurrió entonces. Si Fomento aclara cómo va a garantizar el empleo, el conflicto se soluciona”, ha repetido Goya.

Además, la Coordinadora estatal de trabajadores del mar, sindicato mayoritario del sector, ha difundido una carta de Karima Delli, presidenta de la comisión de Transporte del Parlamento Europeo, en la que pide a Fomento que el acuerdo que se alcance se recoja en un texto legal. El Gobierno había rechazado en las últimas semanas la opción de que la subrogación se incluyera en el decreto, aunque ya abrió la posibilidad a que se recogiera en un “instrumento normativo”. Eso sí, todavía no ha explicado en qué forma sería. “Las empresas acaban de decir que no hay acuerdo manteniendo las condiciones actuales. Por eso decimos que la única forma es que se incluya en el decreto o en otra ley”, ha insistido Goya.

El Ministerio de Fomento ha lamentado en un comunicado la falta de acuerdo entre empresas y trabajadores. Además, en respuesta a la carta de Delli difundida por los sindicatos, ha asegurado que el ministro Íñigo de la Serna no la ha recibido todavía. Asimismo, ha lamentado el uso partidista de las instituciones por parte de la presidenta de la comisión de Transportes del Parlamento Europeo y ha insistido en que la Comisión no permite que se incluya la subrogación en el decreto. “Carece de toda validez ya que Karima Delli no tiene ninguna competencia en el proceso abierto sobre la normativa española de la estiba. Además, nos consta, porque así nos lo han trasladado varios eurodiputados, que este asunto no ha sido tratado en ningún caso en la comisión que preside la eurodiputada, lo que evidencia un uso personal de las instituciones con un interés partidista”, dice la nota de Fomento.

Más información