Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “En principio, no soy candidato a la jefatura del Eurogrupo”

El ministro asegura que España "ha cumplido con holgura" la meta del déficit del 4,6% del PIB en 2016

Luis de Guindos conversa con Michel Sapin y el comisario Pierre Moscovici EFE Vídeo: ATLAS

Balones fuera. "En principio, no soy candidato a la presidencia del Eurogrupo", ha dicho el español Luis de Guindos a su entrada a la reunión de ministros de Finanzas de la eurozona. Guindos es uno de los favoritos para sustituir al socialdemócrata holandés Jeroen Dijsselbloem, cuyo partido se dio un tremendo batacazo en las elecciones holandesas de la semana pasada. Guindos se niega "a especular" y asegura que las reglas del Eurogrupo "son algo evanescentes", lo que podría permitir a Dijsselbloem seguir en el cargo. España no lo va a poner fácil: Guindos ha pasado de puntillas por ese debate , pero ha dejado un aviso a navegantes: "Se trata de un asunto de legitimidad", ha dicho ante la prensa española. Traducción libre: con nueve diputados en el Parlamento holandés, tres cuartas partes menos que en la anterior legislatura, es difícil que Dijsselbloem tenga esa citada "legitimidad".

Y sin embrago todo eso está muy abierto. Guindos tiene muy difícil su legislatura porque su partido, el centroderecha europeo, copa ya las tres presidencias de las principales instituciones en Bruselas: Consejo Europeo (Donald Tusk), Comisión Europea (Jean-Claude Juncker) y Parlamento Europeo (Antonio Tajani). Pero no hay un candidato claro por el lado socialdemócrata. Y Dijsselbloem se aferra a la silla: el presidente del Eurogrupo ha advertido que corresponde a los socios de la zona euro decidir si podría mantenerse en el cargo si pierde la cartera ministerial, pese a que queda muy tocado por la debacle del laborismo holandés. Mientras sea ministro en funciones será jefe del Eurogrupo, y eso puede durar "algunos meses", según el propio Dijsselbloem. Pero su mandato expira en enero de 2018, por lo que puede haber algunos meses de "vacío", según sus propias palabras. "Depende del Eurogrupo decidir cómo quiere proceder. Pero aún es pronto", ha explicado, consciente que le viene bien ganar tiempo.

Berlín y otros países de la órbita del centro derecha apoyarían a Guindos, pero son conscientes de que, salvo sorpresa, difícilmente los socialistas apoyarán su candidatura. Más allá del Eurogrupo, Guindos ha confirmado que el déficit público español cerró 2016 por debajo del 4,6% —la meta fijada por Bruselas—, pese a que la Comisión tenía dudas al respecto. La economía española sigue sorprendiendo al alza en el primer trimestre. No hay signos de desaceleración. El cierre de 2016 y los buenos datos de recaudación indican que España va a cumplir sus compromisos en 2017". Bruselas tiene serias dudas: prevé un crecimiento menor que el del Gobierno, y una desviación en el déficit de más de medio punto. Guindos ni siquiera ve un problema en que aún no haya presupuesto para 2017, pese a que se acerca el final del primer trimestre.

"Hay un presupuesto prorrogado y un acuerdo de no disponibilidad. Y espero que en las próximas semanas busquemos los apoyos que ahora no tenemos", ha explicado Guindos. El PP apoyará el presupuesto vasco, y espera que el PNV haga lo mismo con las cuentas públicas españolas.